Festival de San Sebastián 2023 (parte I): Sección Oficial y Perlak

Las películas de las dos categorías más importantes de la 71ª edición del Donostia Zinemaldia – Festival de San Sebastián.

Con el empuje y energía extra que veníamos acumulando este año, tras haber formado parte del Jurado de la Crítica de películas de ficción en el 8º Ibizacinefest (Festival Internacional de Cine Independiente de Ibiza), colaborando con Mundoplus.tv como medio oficial del 8º B-Retina (Festival de Cinema Sèrie B de Cornellà) y en pleno éxtasis de Festivaleros, decidimos probar fortuna con el certamen cinematográfico más importante de España y uno de los pocos del mundo de clase A (la máxima calificación que otorga la Federación Internacional de Asociaciones de Productores, FIAPF).

Y nuestro sueño se hizo realidad. Aunque fuese a última hora, con prisas y corriendo, nos acreditaron en el Festival de San Sebastián 2023, encontramos transporte y, lo más difícil, alojamiento a un precio decente (siempre dentro de los baremos de Donostia, que son altos).

Así que, como Harry en el Andén 9 y ¾ en Londres, con el equipaje y mucha ilusión iniciamos nuestro largo viaje en tren desde Barcelona hacia la capital guipuzcoana. Allí nos esperaba mucho cine, famosos (aunque menos de lo habitual por la huelga de guionistas y actores) y la alfombra roja de la septuagésima primera edición del Donostia Zinemaldia – Festival de San Sebastián.

Bienvenida al Festival de San Sebastián
Con Marc y David, mis improvisados anfitriones, y un par de tomas icónicas de la ciudad de Donostia.

Anfitriones

Y también unos anfitriones de lujo que allanaron el camino para integrarnos en el peculiar ambiente del certamen donostiarra y las calles de su ciudad. De hecho, ya nos conocíamos de otros festivales. Así lo confirmé tras el primer contacto con David Muñoz, redactor de L’escriba, en un transbordo ferroviario.

Y ya, in situ, con Marc Orra, miembro del mismo medio digital y presentador del programa radiofónico 8 MM de Ràdio Manlleu. Caras familiares de festivales como el FesNits o TerrorMolins pero, casualidades del destino, no entablamos conversación hasta el Festival de San Sebastián 2023. En seguida las buenas sensaciones fluyeron, ellos nos guiaron, nosotras nos dejamos llevar y todo fue genial durante los cinco intensos días en San Sebastián (del 25 al 29 de septiembre).

Agenda completa

Con la agenda abarrotada de películas para aprovechar el tiempo al máximo y sin conocer prácticamente nada del lugar, los nervios y el estrés estaban presentes. Pero después de controlar el tema de los pintxos, cortos, bocadillos y txacoli para comer entre sesión y sesión, y comprobar que siembre había butacas disponibles para las proyecciones, hasta cinco pases por película en cines y horarios bien diversos, la proximidad de las salas, y de todo en general respecto al casco viejo, nos relajamos y comenzamos a disfrutar, cada vez más, del espectáculo gastronómico y humano que rodean al Donostia Zinemaldia.

Selección de títulos

Por lo que nos comentaron, desde la pandemia, la reserva de entradas se hace semanas antes del inicio del certamen y de forma telemática. Substituyendo así las largas colas de acreditados y público para acceder a cada pase. De este modo ya llegamos con una parrilla cerrada y ajustada al Festival de San Sebastián 2023. Aunque luego pudimos realizar cambios de última hora o saltarnos alguna sesión para acudir a una rueda de prensa, photocall o cualquier actividad paralela, nos ceñimos bastante al plan preestablecido: ver la máxima cantidad y variedad de películas posibles, sin morir en el intento.

Por consiguiente, intentamos ver títulos, al menos uno, de todas las categorías que ofrece el certamen, que no son pocas. Una misión imposible de la que catamos siete secciones diferentes. Y las más importantes, Sección Oficial y Perlak, tuvieron un peso preeminente debido a las atractivas obras programadas siendo diez películas (cinco de cada una de ellas) de un total de 17. Pues de esta decena te venimos a hablar en esta primera parte de la crónica del Festival de San Sebastián 2023. Para el resto de títulos tendrás que esperar unos días hasta la próxima entrega.

Sección Oficial

Igual que en los demás festivales considerados por la FIAPF como «competitivo no especializado», la Sección Oficial del Festival de San Sebastián 2023 es una categoría a concurso en la que se muestra una selección de la producción cinematográfica más reciente y que no ha competido en ningún otro festival. Además, un jurado internacional otorgara obligatoriamente los siguientes premios: Concha de Oro a la mejor película, Concha de Plata a la mejor dirección, Concha de Plata a la mejor interpretación protagonista, Concha de Plata a la mejor interpretación de reparto, Premio del Jurado al mejor guion y Premio del Jurado a la mejor fotografía.

El Jurado tiene también a disposición un Premio Especial del Jurado para su libre adjudicación a la película que, por las características que fuere, considere que tiene méritos para recibirlo, debiendo mencionar el motivo que la hace merecedora del mismo.

Esta sección incluye también películas fuera de concurso y proyecciones especiales. Aunque en esta ocasión no se da el caso.

Sección Oficial | 71 SSIFF

All Dirt Roads Taste of Salt ** (2023) de Raven Jackson.

Comenzamos las reseñas precisamente con la primera película que vimos al llegar a Donostia, tras recoger la acreditación y dejar los trastos en el hostal. All Dirt Roads Taste of Salt, el debut en el largometraje de Raven Jackson (Nettles, Guide to Breathing Under Water), es la continuación fílmica de su premiada obra poética y fotográfica sobre la vida de una mujer de Misisipi y una oda a las generaciones, momentos y raíces que dan forma a las personas.

Un hermoso, pero tediosos y discontinuo, rompecabezas formado por planos cortos y duraderos con múltiples capas, en ocasiones exasperantes. Cine sensibilísimo y sensorial que requiere de una atención que acabó por agotarnos. Además, el descontrol narrativo complica la implicación con lo que cuenta. Podemos decir que All Dirt Roads Taste of Salt es una apuesta radical, en el buen sentido de la palabra, entregada y elíptica pero su deseo de ser trascendental en todo momento la convierte en una fatigosa labor. El filme estrenado en Sundance, fue seleccionado en 2020 para su desarrollo en el programa Ikusmira Berriak, en el que participan el Donostia Zinemaldia, Tabakalera y, desde 2018, Elías Querejeta Zine Eskola.

Ex-Husbands *** (2023) de Noah Pritzker.

Bastante más accesible y ligera, a pesar de ser un drama familiar, es Ex-Husbands, la segunda película de Noah Pritzker (Quitters, 2017). El film relata la crisis sentimental de un padre, que se divorcia tras 65 años de matrimonio, y sus dos hijos mostrando el desamor desde la perspectiva de la masculinidad herida. En la despedida de soltero de Nick, organizada por su hermano Mickey, y en la que se cuela Peter, descubrimos que el padre no es el único que está en crisis.

Ex-Husbands muestra las complicaciones modernas de mantener una relación estable en varias etapas de la vida. La cinta no arriesga, pero está bien narrada, con situaciones dramáticas suavizadas por la comedia, diálogos cínicos y sinceros. Un simpático Griffin Dunne como protagonista ayuda a que este análisis sobre la separación, la soledad y el envejecimiento sea más honesto y empático.

The Royal Hotel **** (2023) de Kitty Green.

Tras dos documentales, un largometraje de ficción y la colaboración en una serie, la directora australiana Kitty Green (Ucrania no es un burdel, The Assistant, Servant) regresa a la gran pantalla con su segunda película The Royal Hotel. Para nosotras la más divertida, gamberra y la mejor película del Festival de San Sebastián 2023. Dos jóvenes mochileras estadounidenses de viaje por Australia se quedan sin dinero y aceptan un trabajo temporal en un pub situado en una remota localidad minera en pleno desierto. Allí descubren la consolidada e indeseable clientela del local, inmersa en la cultura del alcohol y el machismo, viéndose atrapadas en una inquietante situación que se descontrola rápidamente.

The Royal Hotel es una película sobre una juventud que combate la violencia y el maltrato contra la mujer de forma contundente y en el más inhóspito de los lugares. Este thriller coquetea con subgéneros del terror como el rape and revenge o el home invasion aunque es bastante más sutil, ya que la sangre no llega nunca al río y siempre se mantiene en el tenso límite hacia la tragedia. Un relato feminista, empoderador y muy entretenido que se llevó el Premio RTVE – Otra mirada, destinado a resaltar el cine que trata de temas cercanos al mundo femenino. Todo un divertimiento con mensaje y una estupenda pareja protagonista formada por Julia Garner y Jessica Henwick.

O corno *** (2023) de Jaione Camborda.

Algo habitual, en los grandes certámenes a los que asistimos, es perdernos la película ganadora. Por fortuna, esta vez no ocurrió y pudimos ver la obra ganadora de la Concha de Oro del Festival de San Sebastián 2023, O corno. El segundo largometraje de la directora donostiarra Jaione Camborda (Arima, 2019) estuvo seleccionado para Ikusmira Berriak en 2020 y, tres años después, regresó por todo lo alto a San Sebastián. O corno es un drama ambientado en la Galicia de los años 70 sobre la maternidad, cargado de sororidad y visualmente muy físico. Tal es el impacto que la proyección a la que asistimos se detuvo durante quince minutos por el desmayo de un joven en la primera escena del film: un parto.

María (convincentemente interpretada por Janet Novás) se gana la vida mariscando en Illa de Arousa. También es conocida por ayudar a otras mujeres en el parto con especial dedicación y cuidado. Tras un suceso inesperado, se ve obligada a huir repentinamente y embarcarse en una difícil travesía en búsqueda de la libertad, más allá de la frontera. De forma sutil y elegante O corno elabora un alegato en favor del derecho a la mujer a decidir sobre su propio cuerpo y, al mismo tiempo, es un crudo pero emotivo relato de supervivencia y superación. Por suerte, tendrás que esperar poco para poderla ver en salas ya que se estrena el 13 de octubre.

La isla roja **/ (2023) de Robin Campillo.

La isla roja, el cuarto trabajo del director francés de origen marroquí Robin Campillo (120 pulsaciones por minuto, Chicos del Este y La resurrección de los muertos) sobre el fin del colonialismo francés en Madagascar, nos resultó más interesante que lograda. Pese a contar con tres reputados guionistas, la narración transcurre confusa y torpe. Seguramente porque el director no tiene claro si centrarse en la herida colonial o en la nostálgica memoria del paraíso perdido, así como los personajes que nos sirven de guía en la trama.

A comienzos de los años 70, vemos como se deteriora la idílica vida de los militares franceses a través de los ojos de Thomas, que vive en una base aérea en la isla de Madagascar ajeno a la revolución y el conflicto que vive el país. No obstante, detrás de esta ingenua y edulcorada mirada, La isla roja es un film en el que predomina el encanto visual y el buen gusto, cargada de miradas, silencios y la tristeza tras una foto de familia aparentemente trivial. Además, combina con varias escenas de fantasía ya que el niño de diez años está muy influenciado por la lectura de los relatos de la intrépida heroína Fantomette. Una descompensada combinación de factores que podrás juzgar a partir del 20 de octubre.

Perlak

La sección más atractiva del Festival de San Sebastián, y que cuenta con nombres de más peso que la propia categoría principal, es Perlak. En ella se seleccionan destacados largometrajes del año, inéditos en España, que han sido aclamados por la crítica y/o premiados en otros festivales internacionales. Las películas de la sección Perlak son candidatas al Premio del Público Ciudad de Donostia / San Sebastián, que otorgan los espectadores asistentes a la primera proyección pública de cada película de dicha sección con su voto. También se incluyen en esta categoría filmes fuera de competición.

El Premio del Público se compone de dos premios diferentes: Premio a la Mejor Película, dotado con 50.000 euros, y Premio a la Mejor Película Europea, con 20.000 euros. Unas cuantías que se destinan a la distribución de la película en España.

Perlak | 71 SSIFF

Bastarden (La tierra prometida) *** (2023) de Nikolaj Arcel.

El director y guionista danés Nikolaj Arcel (El juego del rey, Un asunto real) regresa al siglo XVIII con Bastarden (La tierra prometida) para ofrecernos un relato histórico sobre el empecinamiento del capitán Ludvig Kahlen en cultivar los yermos páramos de Jutlandia. Un filme de porte clásico con malos, buenos, romance, acción, venganza, sangre y tradiciones protagonizado por el extraordinario Mads Mikkelsen, que con la colaboración de Amanda Collin, carga con el peso de la película.

Bastarden (La tierra prometida) es un drama social sólido y convencional, inspirado en hechos reales, que cuenta con un buen guion y una solvente dirección, al servicio de la aventura y de los personajes, que la convierten en un notable western de entretenimiento popular. Además, cuenta con impresionantes paisajes, un buen ritmo narrativo y la evolución del personaje viene marcada por la compañía de tres mujeres totalmente diferentes. Una obra que venía avalada por las buenas sensaciones tras su paso por el Festival de Toronto y Venecia 2023, en el que se llevó una Mención especial del Premio Signis. De verdad, pasarás un buen rato con ella.

Evil Does Not Exist (El mal no existe) *** (2023) de Ryûsuke Hamaguchi.

Seguro que te suena el nombre Ryûsuke Hamaguchi. El director japonés triunfó por todo lo alto en 2021 con Drive My Car (Premio FIPRESCI y a mejor guion en Cannes y Oscar al mejor filme internacional) y La ruleta de la fortuna y la fantasía (Oso de plata – Gran Premio del Jurado en la Berlinale). Además, otras de sus obras anteriores también estuvieron presentes en diversas secciones del Donostia Zinemaldia. En esta ocasión, manteniendo el estilo y ritmo cinematográficos que lo definen, el artista nipón nos presenta un relato con trasfondo social y existencialista que pone en duda el título del film: Evil Does Not Exist (El mal no existe).

Takumi y su hija, Hana, viven en un pueblo de montaña cercano a Tokio. Su vida, y la de toda la comunidad, se verá profundamente afectada cuando descubren el proyecto de construcción de un glamping en la zona. Con la llegada de dos representantes de la empresa para celebrar una reunión informativa comienza el tira y afloja, siempre al límite de lo absurdo, entre las partes. Así pues, Evil Does Not Exist (El mal no existe) nos muestra el peligro de romper el equilibrio ecológico de la meseta y las consecuencias que afectan profundamente la vida de Takumi.

En conclusión, vivir en un medio natural conlleva unos riesgos considerables pero si el capitalismo extremo mete las narices, todo empeora. La cinta que fue premiada en el Festival de Venecia con el Gran Premio del Jurado y se llevó el Premio Lurra – Greenpeace en la actual edición del Festival de San Sebastián.

Dumb Money (Golpe a Wall Street) *** (2023) de Craig Gillespie.

Probablemente recordarás el sorprendente caso de las acciones de la tienda de videojuegos GameStop, ocurrido en 2021, en el que inversores de a pie se la jugaron a Wall Street y se forraron (eso sí, uno más que otros). Después del documental Gamestop: Rise of the Players y la miniserie Corte de mangas a Wall Street: La saga GameStop, estrenadas en 2022, llegó el turno de la película sobre esta disparatada historia con Dumb Money (Golpe a Wall Street). El director australiano Craig Gillespie (Yo, Tonya, Cruella, Lars y una chica de verdad, Pam & Tommy) relata los hechos de este enfrentamiento económico entre David y Goliat de forma dinámica y entendible desde el punto de vista del youtuber Roaring Kitty y sus seguidores, con un estupendo Paul Danocomo protagonista.

Dumb Money (Golpe a Wall Street) es una entretenida, simpática e ingeniosa comedia dramática que desentrama las complejidades del sistema financiero para el disfrute del gran público. Recuerda bastante a La gran apuesta (2015), de Adam McKay, pero diría incluso que, el film Gillespie, es más ágil y ameno. Incluso llega a tener un tono emotivo y socarrón cuando el pueblo vence al sistema. Y parte de que todo ello funcione se basa en los diálogos y la complicidad de los actores en la puesta en escena. Que no te asuste que sea una película basada en hechos reales y sobre finanzas porque es disfrutable y la podrás ver en cines el 20 de octubre.

Roter Himmel (El cielo rojo) **/ (2023) de Christian Petzold.

El experimentado cineasta alemán Christian Petzold (Phoenix, Barbara, Ondina. Un amor para siempre) y multipremiado por la Federación internacional de la crítica de cine, en certámenes como Berlín o San Sebastián, presentó su nueva película, vencedora este año del Oso de Plata del Gran Premio de Jurado de la Berlinale, Roter Himmel (El cielo rojo). Cuatro jóvenes se reúnen en una pequeña casa de vacaciones junto al mar Báltico en un caluroso y seco verano. Un cielo rojo se cierne sobres ellos. Lenta e imperceptiblemente son cercados por las llamas. Dudan, tienen miedo –no por los incendios–, es el amor lo que les asusta. Felicidad, lujuria y liberación; pero también celos, resentimientos y tensiones. Una película suspendida entre el simbolismo y el realismo, divertida a la vez que profundamente trágica.

En Roter Himmel (El cielo rojo), el protagonista es un escritor novel que está estancado creativamente y marcha a veranear a la playa con un amigo con la esperanza de que le vendrá la inspiración para poder proseguir su nueva obra. Todo lo contrario, los sucesos absurdos y su egocentrismo nos sumen en una espiral de desidia que finaliza en un tropo más que predecible. Sensible, cargada de simbolismo, con un reparto más que aceptable, buena factura técnica, etc. pero lo que nos mantiene la atención son las necedades en las que va cayendo el protagonista y el ácido humor de la cinta. La típica película que enamora a la crítica que para nada tiene grandes defectos, pero tampoco mayores atractivos para el público general.

Memory ** (2023) de Michel Franco.

El premiado director mexicano Michel Franco (Después de Lucía, El último paciente: Chronic, Las hijas de Abril, Nuevo orden) regresa con Memory, una rocambolesca historia sobre las enfermedades mentales y las relaciones sentimentales y familiares, ganadora de la Copa Volpi al mejor actor en Venecia. Sylvia es trabajadora social y lleva una vida sencilla y estructurada: su hija, su empleo, sus reuniones de Alcohólicos Anónimos. Sin embargo, su vida dará un vuelco cuando, tras una reunión de antiguos alumnos del instituto, Saul la sigue a casa. Este inesperado reencuentro tendrá profundos efectos en la vida de ambos y abrirá la puerta a su pasado.

Memory es una película tocada por el claroscuro existencial con la latente intención de reflexionar sobre las enfermedades mentales, pero la narración es bastante farragosa y se mete en varios jardines, a nuestro parecer, de manera impropia. Aunque aquí, igual deberíamos solicitar la opinión de un médico especialista. En definitiva, es una obra que resulta controvertida, intensa y pesada. Eso sí, Jessica Chastain vuelve a estar genial en un drama familiar.

Cines Príncipe | Donostia Zinemaldia
Entrada de los Cines Príncipe durante el 71º Festival de San Sebastián.

Próximamente más cine

Hasta aquí las películas que pudimos disfrutar de las secciones más potentes del Festival de San Sebastián 2023. Como es habitual en todos los certámenes hay títulos que nos han gustado más o menos, pero hemos visto películas muy diversas en cuanto a formato, género, nacionalidad o presupuesto. Lo que sí tienen todas en común es un gran nivel técnico y un acabado propio de obras que pasarán por salas. Además, muchas de ellas, con éxito en taquilla.

La verdad, no esperábamos menos de un festival de la máxima categoría como el Donostia Zinemaldia. Por lo que respecta a la organización y disposición de recursos para los acreditados de prensa, hemos quedado muy contentas, aunque de ello hablaremos en la próxima crónica. Así como de otras películas de diversas categorías, tanto competitivas como fuera de competición, pero también de gran calidad artística.

Para amenizar la espera, que será breve, hasta la próxima entrega de esta crónica, puedes echarle un ojo al hilo de X (lo que llamábamos Twitter hasta hace poco) aquí y la historia de Instagram sobre nuestro paso por el certamen aquí. Eskerrik asko por leernos y te esperamos en breve con más películas, análisis y anécdotas sobre el Festival de San Sebastián 2023.