BCN Film Fest 2019: Cine, historia y literatura

El cine didáctio y popular atrae a más de 15.000 espectadores a los Verdi

Repetimos en el Festival Internacional de Cine de Barcelona-Sant Jordi (BCN Film Fest) después de la grata experiencia de la pasada edición. Como su nombre indica, el certamen se celebra la semana de la Diada de Sant Jordi (patrón de Catalunya) que coincide también con el Día Internacional del Libro. Así pues, con el afán de unir literatura, historia y cine en su sentido más amplio, el BCN Film Fest propone una selección de películas preferentemente dedicadas a las adaptaciones de obras literarias, las producciones con trasfondo histórico y los filmes biográficos sobre grandes personalidades. También cabe destacar la voluntad de la organización en acercar el séptimo arte al espectador y, para ello, la mayoría de las proyecciones tienen un coste reducido (2,90 euros la entrada). Además de otros muchos pases gratuitos (15) como los de los filmes pertenecientes a las secciones “Zona oberta” y “Femení plural, el nou cinema italià”.

La tercera edición del certamen tuvo lugar del 22 al 30 de abril en su sede habitual: los cines Verdi, en pleno corazón del barrio de Gracia. Asimismo el BCN Film Fest se complementa con otras actividades: coloquios sobre cine y nuevas plataformas, el legado de Bergman, Agnès Varda, dos jornada de guionistas, varias presentaciones de películas y series, retrospectivas, photocalls con famosos y alfombra roja, entre otras.

BCN Fil Fest 2019 - carteles de películas
Carteles de películas de la Sección Oficial del BCN Film Fest 2019.

Selección de títulos

Tuvimos la oportunidad de ver un total de 14 películas de la Sección Oficial (algunas concurrían a competición y otras quedaban fuera), siempre en buena compañía y con posterior comentario personal. Aunque casi todos los títulos tienen elementos de varias de las categorías establecidas, las hemos agrupado, por preeminencia, en tres tipos: biográficos, hechos históricos y adaptaciones (literarias, teatrales o de cualquier otro tipo). Además, todos los títulos visto fueron première internacional, española o catalana (en total, 66 de las 102 películas proyectadas en el festival fueron primicia). Y es también remarcable la variedad de géneros (dentro de la limitada temática establecida por el certamen) y de autores (tanto por nacionalidades como por experiencia y trayectoria tras las cámaras).

Biográficos

En este epígrafe enmarcamos aquellos filmes con una clara intención de recordar o explicar la vida y obra de algún personaje histórico o autor/personalidad reconocida mundialmente. De este modo recogemos hasta cuatro películas de las que realizamos un breve análisis.

La importancia de llamarse Oscar Wilde ** (2018) de Rupert Everett.

El actor Rupert Everett (La boda de mi mejor amigo, El placer de los extraños, Hysteria, Altamira) debuta como director para contarnos los últimos y turbulentos años de vida del famoso dramaturgo irlandés Oscar Wilde exiliado en Francia. Everett protagoniza un biopic cargado de pasiones, amoríos, hedonismo y supervivencia, una interpretación que le ha valido un par de nominaciones importantes (en los EFA y los BIFA). La importancia de llamarse Oscar Wilde abarca el periodo entre 1854 y 1900 en el que el autor vive su época más oscura, después de haber pasado dos años de condena en la cárcel por su orientación sexual. En ese tiempo, el escritor realizó sus últimas obras De profundis y el poema La balada de la cárcel de Reading. Después, vaga de brazos en brazos de amigos y amantes hasta acabar vagabundeando en los suburbios parisinos. La importancia de llamarse Oscar Wilde es, sin lugar a dudas, la cara menos conocida, más triste y gris del poeta.

Nacido rey *** (2019) de Agustí Villaronga.

La nueva película de Agustí Villaronga (Pa negre, Carta a Eva, Incerta glòria) narra un hecho con grandes repercusiones históricas y, al mismo tiempo, es un biopic del rey de Arabia Saudita Fáisal bin Abdulaziz. Cuando éste todavía era un adolescente (interpretado por Abdullah Khaleel) es enviado a la corte británica para ganarse su favor y conseguir los apoyos necesarios para dominar la península arábiga. Nacido rey transcurre entre los bellos parajes desérticos donde se libran batallas entre tribus a lomos de camellos y las lujosas estancias londinenses. En cuanto a la trama, Villaronga no se complica y la historia es clara y concisa: el joven Fáisal es un héroe a ojos de su pueblo y de Occidente. En su contenido político, Nacido rey justifica la creación del Estado saudí (el único en el mundo que pertenece a una dinastía) con la injerencia y el beneplácito de la Gran Bretaña. En definitiva, un entretenido y buen ejercicio cinematográfico con un propósito estadista detrás.

El bailarín ** (2018) de Ralph Fiennes.

El actor y director británico Ralph Fiennes (El gran hotel Budapest, El jardinero fiel, La lista de Schindler) adapta la biografía del bailarín soviético Rudolf Nuréyev con un guion inspirado en el libro de Julie Kavanagh Rudolf Nureyev: The Life. El film combina tres líneas temporales en las que a golpe de flashback explica la infancia y formación académica del temperamental y egoísta personaje, su viaje a París y repentino proceso de exilio. El también danzante Oleg Ivenko interpreta con solvencia a uno de los más grandes bailarines de todos los tiempos. A pesar de que no faltan los números de ballet y coreografías protagonizados por el artista, el momento más emocionante de El bailarín es su secuencia final en el aeropuerto. Un hecho que evidencia que Fiennes olvidó poner el foco en la grandeza de la danza de Nuréyev y se fue por las ramas con otros temas secundarios. Al igual que el displicente carácter del virtuoso bailador, el film tampoco es capaz de acercar al espectador la estima que el director le profesa. El bailarín es una obra que gustará, aunque no entusiasmará, a los seguidores de Nuréyev pero deja indiferente al espectador medio

Soledad ** (2018) de Agustina Macri.

Soledad, la ópera prima de Agustina Macri (sí la hija del actual presidente de Argentina), explica la trágica historia basada en hechos reales de la activista anarquista argentina Soledad Rosas. Una joven de clase media y rebotada con su familia encuentras su lugar en el mundo en un grupo libertario italiano del movimiento squatters en un viaje por Europa. La relación de Soledad (Vera Spinetta ) y Edoardo (Giulio Maria Corso), uno de los cabecillas del colectivo turinés, es tan fuerte que cuando son encarcelados por las autoridades, acusados injustamente por formar parte de una banda eco-terrorista que atentó contra el tren de alta velocidad, su mundo se derrumba bruscamente. Más allá de la magnitud trágica e inmerecida de los acontecimientos, el film Soledad se recrea en lo estético de manera meritoria pero el mensaje que quiere transmitir es impreciso y distante.

BCN Fil Fest 2019 - fotogramas de películas
Fotogramas de películas del BCN Film Fest 2019.

Hechos históricos

En el siguiente apartado recogemos las breves críticas de nueve títulos del BCN Film Fest 2019 que tratan principalmente hechos y pasajes históricos o describen una situación política y/o social en una época determinada de un país o región. Con un ejemplo de este segundo caso es con el que comenzamos con las reseñas.

Rojo *** (2018) de Benjamín Naishtat.

Rojo, del cineasta argentino Benjamín Naishtat (Historia del miedo y El movimiento), retrata la situación política y social previa a la dictadura cívico-militar argentina de 1976 a través de un trágico suceso, y sus consecuencias, ocurrido a un conocido abogado de la región de Granada. Un thriller con una historia intrigante y algo surrealista pero bien hilada y con un final redondo. Además del temple y buen hacer en la dirección de Naishtat y de una bella fotografía a cargo de Pedro Sotero, en Rojo la actuación de Darío Grandinetti (Hable con ella, Relatos salvajes, El lado oscuro del corazón) es admirable. Concretamente por estas tres categorías, el film se llevo sendas Conchas en la 66ª edición del Festival de San Sebastián.

Vitoria, 3 de marzo ***/ (2018) de Víctor Cabaco.

Curtido en la publicidad durante veinte años y en series como Compañeros, Víctor Cabaco salta al largometraje con Vitoria, 3 de marzo, que fue presentada en el Festival de San Sebastián. Un debut que relata otro trágico y oscuro desmán del Estado español. En concreto narra el boicot de la patronal y las fuerzas policiales a la huelga general de trabajadores el 3 de marzo de 1976 en Vitoria que se saldó con cinco muertos. Cuarenta años después de los hechos no es difícil la analogía, salvando los cadáveres, con la actualidad más reciente. Vitoria, 3 de marzo combina a modo de documental ficcionado hechos reales con una trama romántica, otra sindical y la gubernamental de manera equilibrada y culminando todas ellas en el trágico asalto a la iglesia de San Francisco. La película va al grano y mantiene el pulso durante todo el metraje. Además de un ejercicio de memoria histórica, Vitoria, 3 de marzo es una película trepidante y entretenida.

La tragedia de Peterloo **/ (2018) Mike Leigh.

El veterano director británico Mike Leigh (Mr. Turner, Another Day, Secretos y mentiras, Indefenso) vuelve a las pantallas con la sosegada representación y detallada crónica sobre la masacre de Peterloo en el St. Peter’s Field de Manchester el 16 de agosto de 1819. Poco después de la gloriosa victoria sobre Napoleón en Waterloo, el descontento social se ha extendido por el Reino Unido. Las clases populares y medias se muestran dispuestas a acabar con los privilegios de las élites. Este es el contexto en el que sucede la desgracia que enseña Leigh en La tragedia de Peterloo. Aunque la película sea muy didáctica puede dejar al espectador fuera de juego por su larga duración y su vanidad argumental, dotando de gran importancia todas las escenas. Por lo que respecta a la reconstrucción de la época, ambiente y atrezo, la película es impecable y dota el doloroso final de un dramatismo brutal. Lástima que haya que esperar demasiado para vivirlo.

Una íntima convicción *** (2018) de Antoine Raimbault.

En Una íntima convicción nos topamos con otra ópera prima, esta vez la del autor francés Antoine Raimbault. La película narra el pleito que estuvo a punto de destruir la Justicia en el país vecino. La convicción y tesón de Nora (Marina Foïs) de la inocencia Jacques Viguier (Laurent Lucas), acusado del asesinato de su esposa, evitan la mayor desgracia del sistema judicial galo. Una íntima convicción es un drama judicial basado en hechos verídicos y transcurre principalmente en la sala donde se celebra el litigio. A pesar de casi sus dos horas de metraje, el film mantiene la tensión porque la aportación de nuevas pruebas hace que el juicio tome unos derroteros u otros. En definitiva, es una atractiva manera de ver cómo son los juicios de asesinatos y con jurado popular en Francia.

Hotel Mumbai **/ (2018) Anthony Maras.

Otro debut en el largometraje que vimos en el BCN Film Fest es el del australiano Anthony Maras con la recreación del terrible ataque terrorista al hotel Taj Mahal Palace (Bombay, India) el 2008 en Hotel Mumbai. Basado en hechos reales y con el recuerdo fresco de los atentados yihadistas en las Ramblas de Barcelona (todavía no hace dos años del suceso), la tensión y congoja te invaden en los primeros compases del film. Pero a medida que avanza el relato, la asfixiante sensación de terror y confusión se desvanece, entre otras cosas, por la inclusión de escenas y subtramas inverosímiles. El asalto armado del hotel formó parte de una cadena de atentados simultáneos en diferentes puntos de la capital que desataron 60 horas de terror y caos. Obviamente los cuerpos de seguridad quedan en evidencia en Hotel Mumbai, todo lo contrario que los empleados del servicio que permanecieron en el edificio para proteger y cuidar de sus huéspedes.

Viento de libertad */ (2018) de Michael Herbig.

El director alemán Michael Herbig (Vicky el vikingo, El reino de los chiflados) se pasa al drama con Viento de libertad adaptando a la gran pantalla una historia real que sucedió en 1979 en Alemania Oriental. El film explica el intento de dos familias, que anhelan la libertad, de cruzar el muro de Berlín hacia la RFA en globo aerostático en plena noche. El argumento es el mismo que la película de 1981 Fuga de noche dirigida por Delbert Mann, pero desconocemos si esta versión tiene alguna conexión con la actual. Después del primer fallido intento de llegar a Berlín Occidental, la preparación a contrarreloj del nuevo asalto y la investigación policial son las tramas que nutren la película sin tensión alguna. Los aires de tv movie y la manera informal en la que se narra la historia convierten este thriller en una comedia involuntaria.

Adaptaciones

En esta sección hemos incluido las películas sobre adaptaciones varias ya sean de libros, de obras teatrales o de cualquier otra índole. Así como aquellos títulos que no se ajustan a ninguna de las definiciones hasta el momento explicadas. En total son cuatro largometrajes de los que pasamos a comentar a continuación.

Litus **/ (2019) de Dani de la Orden.

El cineasta español Dani de la Orden (Barcelona, nit d’hivern, El pregón, El mejor verano de mi vida) vuelve a la carga con la adaptación de la obra teatral homónima Litus de Marta Buchaca. Un espectáculo que fue nominado a los premios Butaca 2012 como mejor montaje de pequeño formato. Litus, film inaugural del certamen, es una montaña rusa de emociones en la que comedia y drama se combinan sin destacar en una incómoda e irritante terapia grupal entre amigos para superar el suicidio de uno de ellos. Toni, el hermano del fallecido, reúne después de un tiempo a los mejores amigos de Litus para leer las cartas póstumas que les escribió. La acción tiene lugar mayormente en un espacioso comedor de un piso donde los personajes, cada uno con un rol determinado, se tiran los trastos a la cabeza, sacan trapos sucios del pasado y se sinceran sobre el muerto. El giro que da lugar al tercer acto descoloca en un principio para después desembocar en un previsible final. Fue presentada en el Festival de Málaga y tiene un reparto joven y talentoso aunque el empaque final no es tan satisfactorio como apuntaba Litus en su arranque.

Cartas a Roxane *** (2018) Alexis Michalik.

Buen debut en la gran pantalla para el parisino Alexis Michalik con Cartas a Roxane, una divertida y ligera comedia que ficciona la creación del clásico teatral francés de Edmond Rostand Cyrano de Bergerac. Situaciones disparatadas pero graciosas ambientadas en el parís de 1897 y con un elenco de lo más simpático encabezado por Thomas Solivérès, Olivier Gourmet y Mathilde Seigner, hacen que los 112 minutos de Cartas a Roxane pasen con una sonrisa. Sobre el argumento, Rostand es un prometedor dramaturgo en plena parálisis creativa. Gracias al cortejo de un amigo, al que le escribe las cartas de amor, con una admiradora suya, Rostand encuentra la manera de que la relación no decaiga y, al mismo tiempo, escribir y estrenar su mayor éxito. Una película dinámica, divertida, elegante y con un guion redondo. Michalik sabe a lo que juega y lo hace estupendamente. Solo puedo augurar un gran éxito en taquilla y un recorrido internacional.

El secreto de las abejas **/ (2018) de Annabel Jankel.

La directora británica Annabel Jankel (Muerto al llegar, Super Mario Bros, The Max Headroom Show) vuelve a dirigir una película después de veinte años con la adaptación del superventas de Gail Anderson-Dargatz El secreto de las abejas. El film describe como la relación entre dos mujeres de distinta clase social se abre paso, contra pronóstico, en un pequeño pueblo británico en los años 50. El secreto de las abejas trata muchos temas delicados sobre la mujer en una época y un lugar de rígidas convicciones sociales y morales. Aunque el mensaje de la historia es bonito y el amor supere altos muros, la narración se lleva a trompicones y a veces forzada, resultando inverosímil. La dupla protagonista formada por Anna Paquin y Holliday Grainger pueden hacer más llevadera la trama, siempre y cuando no se tengan en cuenta ciertos elementos fantasiosos y rigurosidades históricas.

Sir *** (2018) de Rohena Gera.

Terminamos las reseñas con otro remarcable debut, el de la directora india Rohena Gera con su película Sir. Un título que fue seleccionada en la Semana de la Crítica de Cannes y que, apesar, de no ser ninguna adaptación literaria ni narrar la vida de ningún personaje famoso, ha participado en el BCN Film Fest. Sir explica el romance imposible entre un hombre de clase alta y su sirvienta, una joven mujer viuda. Vemos la evolución de la relación entre Ratna y Ashwin, al igual que sus propósitos vitales. Ella está llena de esperanza y lucha con determinación por sus aspiraciones y él, en cambio, ha abandonado su sueño de ser escritor en Estados Unidos. El choque de realidades que les separa parece insuperable. El film muestra paisajes urbanos con encanto de Bombay y la actuación de Tillotama Shome es más que destacable. Como conclusión, Sir es un drama delicado, sutil y modesto en el que se aprecian también las estrictas normas sociales y culturales de la India.

BCN Fil Fest 2019 - buena compañía
Buena compañía en el BCN Film Fest 2019.

Ganadoras y conclusiones

A pesar de haber visto casi todos los títulos a competición de la Sección Oficial, y a modo de maldición, nos volvimos a perder la película triunfadora del BCN Film Fest. Tanto el público como la Crítica ACCEC coincidieron en que La vida sense la Sara Amat de Laura Jou fue la mejor película del festival. Por su parte, el Jurado Oficial se decidió por Soledad de Agustina Macri como mejor film y el Premio Educacine fue para La tragedia de Peterloo de Mike Leigh. De todos modos, te dejamos el enlace a la web del certamen con el palmarés completo.

Nuestra experiencia personal ha sido, nuevamente, satisfactoria. Una de las diferencias del BCN Film Fest con respecto otros festivales, y que facilita su cobertura para los medios como el nuestro, son los pases matutinos para la prensa. La tercera edición del BCN Film Fest también ha resultado exitosa en cuanto al número de espectadores que han visitado los Verdi. Respecto a la edición anterior, se ha incrementado la afluencia en un 76% superando los 15.000 espectadores durante los nueve días de festival, llegando a las 18 sesiones con la sala completa.

Este año el festival programó 21 películas dirigidas por mujeres y contó con más de 50 invitados con nombres como Jeremy Irons, Mike Leigh, Agustí Vilaronga, Agustina Macri, Alexis Michalik, Rémi Bezançon, Phil Grabsky, Francesco Invernizzi, Romain Puértolas, Kim Leggatt, Valeria Parisi, Stuart Sutherland, Henry Fitzherbert, Laura Luchetti, Ilaria Fraioli… Además, el ciclo BCN Film Fest se mueve ha llevado algunas de las películas de la selección del certamen a diversos cineclubs de Catalunya y Mallorca.

Momentos del Festival Internacional de Cinema de Barcelona-Sant Jordi 2019
Fotomontaje con momentos varios del festival.

Solo nos queda emplazarnos para la cuarta edición del Festival Internacional de Cinema de Barcelona-Sant Jordi que tendrá lugar del 17 al 24 de abril 2020 en la Ciudad Condal. Y esperamos que, como reza el lema del festival, disfrutes tanto de la película como del libro.