Americana 2020: el cine ‘indie’ se afianza en Barcelona

El festival de cine independiente norteamericano se consolida como una cita imperdible dentro de la agenda cultural de la ciudad

Del 3 al 8 de marzo se celebro la séptima edición del Festival de cine independiente de norteamericano de Barcelona, Americana 2020, en los espacios habituales que transita el certamen: la sala Phenomena, los Cinemes Girona, el Zumzeig cinecooperativa y la Filmoteca de Catalunya. Durante seis días el público pudo disfrutar de 60 títulos que combinan lo mejor de la cosecha de cine independiente norteamericano de la temporada con apuestas más arriesgadas repartidos en las tres secciones del festival: Tops, Next y Docs. Una edición que, por primera vez, ofreció títulos de toda Norteamérica incluyendo producciones de Quebec (Canadá) y México, consolidando el Americana como una cita imperdible en el circuito de muestras cinematográficas y de la agenda cultural de la ciudad.

Una vez más, el público respondió a la llamada indie llenando salas y agotando entradas en numerosas proyecciones. Es más, analizando la valoración de los filmes se confirma que la variedad y cantidad de títulos programados por el festival acaba encontrado exitosamente a su público objetivo. De hecho, la mayoría de películas supera el notable con puntuaciones de más de 3,5 puntos sobre 5. El festival contó con la presencia de seis invitados internacionales destacando la del documentalista Steve James, nominado al Óscar en dos ocasiones y que fue objeto de un ciclo retrospectivo, y el renombrado director quebequés Denis Côté, que presentó personalmente su último trabajo Répertoire des villes disparues.

Cobertura

Para una mayor cobertura de esta edición del Americana contamos con la colaboración especial del actor, guionista, monologuista y escritor Álex Oliveres analizando cuatro títulos de las secciones Next y Docs. Y como es habitual, te ofrecemos las reseñas de las diez películas que participaron en la categoría Tops. Un apartado cuya diversidad de géneros ha sido de lo más completa ya que concurrieron varias comedias, dramas, una película de ciencia ficción y un thriller. Los títulos que conforman la sección Tops son aquellos realizados por directores consolidados, los que presentan mayor presupuesto y/o alcance internacional. Sin que ello signifique que sean peores o mejores que las películas del resto de categorías.

Saint Frances ***/ (2019) de Alex Thompson.

El certamen arrancó por todo lo alto con la ópera prima de Alex Thompson Saint Frances con guion de, la también actriz protagonista del film, Kelly O’Sullivan. Una dulce y tierna comedia que relata la relación entre una treintañera inmadura, Bridget, y una niña de seis años a la que cuidará durante el verano, Frances (Ramona Edith-Williams).

Una historia íntima, realista y sensible sobre la maternidad que trata muchos temas tabú como el aborto, la depresión posparto, el sexo con la regla, la maternidad desde diversos puntos de vista, la sororidad, el camino a la plenitud, la crítica social y los matrimonios LGTBI+, siempre con delicadeza y sin perder las composturas. En definitiva, Saint Frances es una pieza redonda apta para todos los públicos y colectivos con un mensaje de tolerancia y respeto. La cinta ha triunfado entre el público de todos los festivales por los que ha pasado y el Americana no fue la excepción.

Répertoire des villes disparues ** (2019) de Denis Côté.

En Irénée-les-Neiges, un pequeño y aislado pueblo del Quebec de 215 habitantes, empiezan a suceder apariciones fantasmagóricas tras el suicidio de uno de sus residentes. Esta es la premisa de Répertoire des villes disparues la nueva película del director canadiense Denis Côté (Curling, Vic+Flo Saw a Bear) que fue uno de los principales invitados del Americana 2020.

La película mezcla drama y fantástico para hablar de la gestión de la pérdida en una comunidad cerrada y reflexionar sobre la pertenencia a un lugar y un colectivo de los que no se pueden huir. Con un fotografía gris en un ambiente gélido y casi desierto, el director crea una atmósfera inquietante que flirtea con el cine de terror y se centra en las emociones de los personajes. También hay que advertir que el film es desesperadamente lento y que se iba a estrenar el 13 de marzo bajo el título Antología de un pueblo fantasma pero la crisis del coronavirus la ha pospuesto indefinidamente. Anteriormente participó en la Berlinale y el Festival de San Sebastián con el nombre de Ghost Town Anthology.

Thunder Road *** (2018) de Jim Cummings.

El primer largometraje de Jim Cummings Thunder Road es la continuación del corto homónimo con el que ganó el Gran Premio del Jurado al Mejor Cortometraje en Sundance y el Premio Especial del Jurado en el South By Southwest del 2016. Además de dirigir, producir y guionizar el film, Cummings interpreta al peculiar Jim Arnaud, personaje principal de Thunder Road, en su particular caída en la miseria más absoluta tras el fallecimiento de su madre.

La película trata el duelo, la pena y la pérdida de un ser querido en una historia agridulce con un guion redondo y un esperanzador final. Además, Thunder Road demuestra que se pueden realizar películas competentes al margen de la industria y dentro del difícil subgénero de la comedia dramática.

Jay and Silent Bob Reboot **/ (2019) de Kevin Smith.

Regresan los personajes más icónicos del View Askewniverse, Jay (Jason Mewes) y Silent Bob (Kevin Smith), en Jay and Silent Bob Reboot. El film es un baño de nostalgia en el que los protagonistas viajan a Hollywood para impedir la realización de un reboot de Bluntman and Chronic. El polifacético Kevin Smith se apunta a la moda de las secuelas en una obra de metaficción exageradamente autorreferencial, autocomplaciente con los seguidores de la saga y cargada de cameos (Matt Damon, Ben Affleck, Jason Biggs, Shannon Elizabeth, Jason Lee o Chris Hemsworth).

Jay and Silent Bob Reboot es una descabellada road movie plagada de gags contra todo (espectador incluido), referencias a la cultura popular y marihuana por doquier. Además, el film abre una nueva línea argumental sobre lo familiar que podría alargar más la saga. No obstante, estamos ante una película irregular y solo apta para muy fans.

Honey Boy *** (2019) de Alma Har’el.

La directora de origen israelí Alma Har’el, que ya pasó por el Americana en 2017 con Love True, da forma al trauma infantil de Shia LaBeouf en Honey Boy. La película está basada en las vivencias del actor y la complicada relación con su padre James Lort, un expayaso de rodeos y veterano de Vietnam que se aprovechaba del trabajo de su hijo. Un crudo drama sobre la redención y terapia de choque para LaBeouf que escribió el guion desde un centro de desintoxicación en 2017. Además, el propio actor estadounidense ofrece un recital interpretativo en el papel de su padre mientras que Noah Jupe y Lucas Hedges se ponen en su piel (de niño y adulto respectivamente), caracterizando a Otis.

Por otra parte, el trabajo de fotografía de Natahsa Braier es impecable y dota Honey Boy de una aura molona acompañada de delicadas escenas musicales. Este amargo drama ganó el Premio del Jurado en Sundance, fue nominada a cuatro Independent Spirit Awards y no pasó desapercibida en el certamen.

Sección Tops | Americana 2020

Sorry to Bother You ***/ (2018) de Boots Riley.

La ópera prima de Boots Riley Sorry to Bother You es una trepidante y delirante comedia crítica con la hipocresía y mediocridad de la perversa sociedad en la que vivimos regida por el capitalismo extremo. El miserable Cassius (Keith Stanfield), tras conseguir un ascenso en su nuevo trabajo de vendedor telefónico, abandona a sus amigos y la lucha por los derechos laborales. En su nueva vida con la élite empresarial descubre terribles secretos que le harán retractarse aunque la situación se va de madre y, en un genial giro de guion, convierte la cinta en una historia de ciencia ficción.

Sorry to Bother You ganó el premio a Mejor ópera prima en los Independent Spirit Award en 2018 y cuenta con Tessa Thompson, Steven Yeun y Danny Glover en el reparto. Ácida y alocada comedia con una fuerte carga política y análisis social y uno de los mejores títulos de esta edición.

Seberg **/ (2019) de Benedict Andrews.

El segundo largometraje de Benedict Andrews Seberg es un biopic diferente, más cercano al thriller que al melodrama romántico, que se centra en los años en los que Jean Seberg, actriz de Hollywood y musa de la Nouvelle Vague, estuvo en el punto de mira del FBI por colaborar y financiar organizaciones pro derechos civiles del Black Power como los Panteras Negras. El film muestra el acoso y el uso de prácticas abusivas, violando sin pudor la intimidad y privacidad de las personas, por parte de los agentes federales en los años 60.

Seberg también enseña los efectos de la persecución incesante a la actriz en su vida laboral y su salud mental. Kristren Stewart, teñida de rubio, vuelve a demostrar que no hay papel que se le resista con una interpretación sobria y eficaz. Completan el reparto otras caras conocidas como Anthony Mackie, Jack O’Connell, Zazie Beetz, Margaret Qualley e Yvan Attal. En definitiva, Seberg es una historia que merece ser conocida y tiene el beneplácito del Festival de Venecia y San Sebastián (sección Perlas).

The Beach Bum **/ (2019) de Harmony Korine.

The Beach Bum de Harmony Korine (Spring Breakers, 2012) es una comedia excesiva que pone al espectador contra las cuerdas. Es difícil empatizar con un humor que roza constantemente lo desagradable y con un protagonista que se pasa el día alcoholizado y drogado cuya máxima de vida es divertirse hasta las últimas consecuencias.

Matthew McConaughey interpreta al peculiar poeta y genio Moondog que se ve obligado a escribir un nuevo libro si quiere cobrar la herencia familiar. A McConaughey lo acompañan otros extravagantes personajes ricachones de Miami interpretados por Isla Fisher, Martin Lawrence, Jonah Hill, Zac Effron y Snoop Dogg. Definitivamente, The Beach Bum es una desventura hilarante con un protagonista excesivo, rebelde y cuya trama acaba siendo un pasaje más de su disfrute. Una cinta un tanto repetitiva y no apta para todos los públicos que pasó por el South By Southwest y por el Festival de Gijón.

Chicuarotes **/ (2019) Gael García Bernal.

Con Chicuarotes, el actor y director mexicano Gael García Bernal regresa a la gran pantalla doce años después de su debut tras la cámara con Déficit (2008). El film explica como las pendejadas de dos jóvenes, el Cagalera y el Moloteco, de un barrio marginal de Ciudad de México desembocan en una espiral de destrucción con un trágico y desesperanzador final. Una historia desde la marginalidad y la violencia de las que es casi imposible de escapar. El sueño truncado de de huir de la pobreza y libertad de dos chavales de suburbio.

Al mismo tiempo, Chicuarotes realiza una crítica social sobre los males endémicos del país en un relato exagerado, irregular y muy realista. Antes de llegar a la Americana, la película se pudo ver en los festivales de Cannes, San Sebastián y Málaga.

Matthias et Maxime **/ (2019) de Xavier Dolan.

En Matthias et Maxime de Xavier Dolan, el regreso del el enfant terrible canadiense, el beso de dos amigos de la infancia en la inesperada grabación de un cortometraje desata su amor oculto. Una historia sobre despertar de la verdadera orientación sexual y su complicada aceptación en un mundo dominado por la heterosexualidad. El propio Dolan, como Maxime, comparte protagonismo con Gabriel d’Almeida Freitas, Matthias, en un papel que le permite hacer guiños a su propia filmografía y otorgar el papel de su madre a la omnipresente Anne Dorval (Mommy, 2014).

Aunque en Matthias et Maxime el director se centra más en los aspectos narrativos de una sencilla historia de emociones, no está ausente de las particularidades del cine de Dolan: buena música, planos cerrados, referencias pop, madres difíciles, gritos y deseo. Resumiendo, una película con menos florituras y más sobriedad que se atranca en el predecible desenlace y que también se pudo ver en Cannes y Gijón.

Películas Docs y Next | Americana 2020

Colaboración especial

Después de desgranar la principal sección competitiva del Americana 2020 le damos la palabra a nuestro colaborador estelar Álex Oliveres que hablará de cuatro películas: tres de la categoría Next y una de Docs. ¡Vamos allá!

I Want my MTV ***/ (2019) de Tyler Measom y Patrick Waldrop.

Parece difícil de creer viendo como es hoy en día el canal, pero hubo un tiempo en que la MTV era un todo un referente en el panorama musical. Su influencia en el mundo de la música, o mejor dicho, en la industria de la música, es enorme, pues ellos fueron los responsables del auge de los videoclips. Toda una generación, la de los 80 concretamente, quedó marcada e influenciada por este canal.

En el año 2011 aparecía el libro I Want my MTV: The Uncensored Story of the Music Video Revolution en el que Craig Marks y Rob Tannenbaum nos explicaban el nacimiento, los años de gloria y la posterior caída de dicho canal. Cogiendo dicho libro como base y algo más, Tyler Measom y Patrick Waldrop han realizado el documental I Want my MTV, en el que a través de los responsables del canal y de diferentes artistas descubrimos todos los pormenores del nacimiento de la cadena y todas las historias y anécdotas que se esconden en sus primeros y más exitosos años de existencia.

Es un documental que hará las delicias de los fans de la música y de la cultura ochentera. Tal vez demasiado complaciente y nada crítico, pero eso no es óbice para que lo disfrutemos. Es, además, una extraordinaria crónica de una de las mejores décadas musicales de la historia.

The Vast of Night ** (2019) de Andrew Patterson.

Andrew Patterson debuta en la dirección con un auténtico quiero y no puedo. Decían en la presentación del film que Patterson pretendía con su película plasmar la esencia de la mítica serie The Twighlight Zone y he aquí su gran problema. Lo que hace el realizador es brindarle un homenaje a la serie, a través de la imagen de un televisor en blanco y negro en el que se empieza a proyectar la película como si de un episodio más de la serie se tratara. Pero lo que es la esencia, no logra captarla en ningún momento.

Y es una lástima porque estamos ante un muy original relato de invasiones extraterrestres cuyo potencial queda seriamente lastrado por el tempo que le da el realizador, que enlaza escenas poderosas, como la llamada que hace un hombre a la radio explicando cierta historia que no desvelaré, con otras que no aportan nada o que directamente te sacan de la película, como cierto plano secuencia muy bien rodado pero directamente inane. Aun así, creemos que The Vast of Night merece su visionado. Ni que sea por el original planteamiento que tiene.

Swallow (2019) ***/ de Carlo Mirabella-Davis.

Swallow es una de las películas más impredecibles que se han visto últimamente. Un perturbador relato que destaca poderosamente por sus imágenes y por la maravillosa composición de una mujer sumisa que encuentra una curiosa forma de rebelarse que realiza la actriz Haley Bennett.

Carlo Mirabella-Davis nos presenta la historia de Hunter, una ama de casa que vive sometida a los caprichos de su marido y de la familia de este. La arrogancia y la prepotencia con la que la tratan consigue que enseguida empaticemos con ella. A modo de liberación, Hunter empezará a ingerir objetos peligrosos para su salud. A partir de aquí la historia nos llevará de un extremo a otro. Del drama de ver la triste vida que lleva Hunter al terror de verla tragar los más impensables objetos. Todo esto bajo la amenaza de ser descubierta por su posesivo marido.

Así pues, Swallow es una extraordinaria historia sobre la voluntad y la represión en la que su mayor logro es la seriedad que logra otorgarle a un relato que en manos de otro director probablemente hubiese acabado en el mayor de los ridículos.

Greener Grass */ (2019) de Jocelyn DeBoer y Dawn Luebbe.

El humor absurdo es un arma de doble filo. Mal utilizado puede provocar resultados desastrosos. Y eso es lo que sucede con Greener Grass. Jocelyn DeBoer y Dawn Luebbe dirigen, escriben y protagonizan esta película sobre unas amas de casa de lo más peculiares. La apuesta por la absurdidad es fuerte y ya desde el primer minuto nos damos cuenta que nada de lo que vamos a ver tendrá el menor de los sentidos. El problema es que el chiste de la película deja de tener gracia a los quince minutos, por lo que luego restan ochenta más en los que no hay nada que despierte el más mínimo interés.

No obstante, es digna de aplauso la cuidada puesta en escena que realizan las directoras. Como todo parece estar cuidado hasta el último detalle. Visualmente la película es una gozada. Lástima que no haya un guion potente detrás que respalde esas imágenes.

Palmarés | Americana 2020

Palmarés

Pasamos a conocer las películas ganadoras de la séptima edición del Americana. El drama feminista con toques de terror cotidiano Swallow, ópera prima de Carlo Mirabella-Davis, se llevó el premio del Jurado Joven de la sección NEXT, formado por alumnos de La Casa del Cine. El Jurado de la Crítica, compuesto por miembros de la ACCEC, otorgó dos menciones especiales a las cintas Honey Boy de Alma Har’el y The Beach Bum de Hamony Korine y el Premio a mejor película a Répertoire des villes disparues de Denis Côté.

Por su parte, los filmes galardonados por el público fueron Milton de Tim Wilkime como mejor cortometraje, Martha: A Picture Story de Selina Miles como mejor documental y Saint Frances de Alex Thompson como mejor película de ficción.

Las cinco películas más valoradas por los asistentes reflejan la diversidad del Americana con títulos de jóvenes talentos y directores consagrados, cintas de autoría femenina, filmes que reflejan la realidad social y que combinan el drama, la comedia y el documental. Dichos títulos son Martha: A Picture Story, 17 Blocks, 5B, Saint Frances y Midnight Family valoradas entre 4,92 y 4,24 puntos sobre cinco.

Momentos Americana

Americana continúa

El certamen sigue con su gira Route 66 de proyecciones en espacios destacados fuera de Barcelona como el Cineclub Garbí en Malgrat de Mar, Tabakalera en San Sebastián o La Cineteca de Madrid, iniciativa que tuvo muy buena aceptación el año anterior. De este modo, el Americana acerca a otros lares el mejor cine independiente norteamericano de la temporada pasada aumentando un poco más la oferta cinematográfica en España. La cuestión es que, debido a la declaración de estado de alarma por la pandemia del coronavirus, actualmente se han paralizado todas las proyecciones de cine y espectáculos indefinidamente.

Por otro lado, gracias al Americana Film Fest hemos podido disfrutar otro año de lo más interesante y variado del cine indie en una programación muy completa. Estamos seguras de que el certamen continuará creciendo, y más después de la creación de una distribuidora propia (Flamingo Films), y ofreciendo una selección de títulos de calidad para la próxima edición. Así que, hasta entonces, esperamos que os haya gustado la crónica del festival y os animamos a echarle un ojo a las películas de las que os hemos hablado. Comienza la cuenta atrás para poder volver a “hacer el indie”.