Carol

Después de las Olimpiadas y el Mundial de Fútbol, Cannes es el tercer acontecimiento que concede más pases de prensa a nivel planetario. No es difícil, pues, hacerse a la idea de la importancia di fare una bella figura en un certamen de tamaña magnitud. Desde la aparición estelar de Carol en el pasado festival, la última película de Todd Haynes ha ido generando (y manteniendo) un runrún de cariz positivo. Y no es para menos pues, contrariamente a otros filmes nominados a los Oscar en categorías artísticas, Carol sí es una cinta de autor. Mientras su argumento es de una simplicidad diáfana, sus formas son harina de otro costal. Carol (Cate Blanchett), una mujer madura y glamorosa, conoce a la joven y comedida Thèrese (Rooney Mara) en unos grandes almacenes durante las compras navideñas de 1952. Desde el primer momento, la estética retro y vintage satura el ambiente de un aire magnético y melancólico. Haynes parece rodar a través de un filtro polvoriento de tonalidad ocre, que resta deliberadamente nitidez a la imagen.

La seguridad de Carol, una señora hecha y derecha en proceso de divorcio, contrasta con la confusión de Thèrese, adorable muchachita que, sin embargo, se pasa todo el metraje absorta en sus indescifrables cábalas. Los impedimentos a su mutua atracción (en forma de sus respectivas parejas) logran amedrentarlas hasta cierto punto, refugiándose la más vulnerable de ellas en su talento para la fotografía. No es casualidad que uno de los aspectos más cuidados de la producción sea también la vocación de una de sus protagonistas, vía de expresión de inquietudes personales y de ambiciones artísticas. La parsimonia en el desarrollo de la relación culmina con un viaje de crecimiento personal, una suerte de road movie que termina por decantar la balanza.

El detallismo en el vestuario, maquillaje y peluquería hermanan con la minuciosidad de los gestos y miradas. La plasticidad de los cuerpos trasciende la pantalla y evoca una sensualidad colmada de ternura. Tanto tacto desprende la óptica adoptada que, en contadas ocasiones, el desapego le gana el pulso a la calidez. Haynes deja entrever la acción a través de cristales empañados, espejos y paredes que impiden una visión completa. La exquisita e instrumental banda sonora del prolífico Carter Burwell consuma la perfecta ambientación de la época combinada con hits de tocadiscos. En definitiva, una hermosa historia de amor que atrapa emocionalmente haciéndonos comprender que, incluso en los cincuenta, la orientación sexual poco tiene que ver con el triunfo del más bello sentimiento.

Valoración: ***

Puntuación: * (mala) ** (regular) *** (buena)**** (muy buena) / (media estrella)

Ficha

De qué va: Nueva York, años 50. Thèrese Belivet, una joven dependienta de una tienda de Manhattan que sueña con una vida mejor, conoce un día a Carol Aird, una mujer elegante y sofisticada que se encuentra atrapada en un matrimonio infeliz. Entre ellas surge una atracción inmediata, cada vez más intensa y profunda, que cambiará sus vidas para siempre (www.filmaffinity.com).

Tráiler

Oficial: www.carol-lapelicula.es

Año: 2015

Directora: Todd Haynes

Reparto: Cate Blanchett, Rooney Mara, Sarah Paulson, Kyle Chandler, Jake Lacy, Cory Michael Smith, Carrie Brownstein, John Magard, Kevin Crowley, Gielreath, Ryan Wesley Gilreath, Trent Rowland, Jim Dougherty, Douglas Scott Sorenson, Nik Pajic

Anuncios

Un pensamiento en “Carol

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s