Steve Jobs

Aaron Sorkin (El ala oeste de la Casa Blanca, The Newsroom) nunca ha sido santo de mi devoción. Sus series se me antojan farragosas, así como ineptas en el esbozo de la órbita más personal de sus personajes. Sin embargo, debo reconocer que esa pluma afilada es la que nos regala una degustación gourmet en los largometrajes, donde, dada la duración acotada, el empacho no es una opción. Tras el rotundo éxito de La red social (el biopic de Mark Zuckerberg dedicado a la fundación y consagración de Facebook), nadie pone en duda que su guionista no tiene parangón en Hollywood. Nadie como él es capaz de ahondar en la psique de genios trastornados que levantan pasiones y hostilidades (ambas sobradamente justificadas) por doquier. De ahí que su delicado tacto sea uno de los bienes más preciados de Steve Jobs, sin desmerecer a un Danny Boyle (Trainspotting, 28 días después) que aporta su granito de arena aunque la compenetración entre ambos no sea tan fluida como la que ató a Sorkin y David Fincher. Nadie dijo que fuera fácil mantener en nómina a dos genios, por mucho que ambos intenten caminar al unísono.

Así, en un arrebato de originalidad, Sorkin estructura la historia del CEO de Apple alrededor de los tres momentos cumbres en su carrera: el lanzamiento del Macintosh, del Next y del iMac. Su fijación e inflexibilidad respecto al primero desencadenan la caída del héroe, su jugada maestra con el segundo le pone de nuevo en la picota, y con el tercero, el ave Fénix resurge de sus cenizas. De modo aparentemente redundante, Jobs se ve inmerso una y otra vez en sendos altercados con las personas de su círculo más íntimo: Steve Wozniak (co-fundador de Apple), Andy Hertzfeld (miembro del equipo), John Sulley (director ejecutivo de la multimillonaria empresa antes de que Jobs le arrebatara vilmente el puesto) y Chris Ann (su expareja). Durante los casi quince años en los que transcurre el film, ninguno de ellos reúne la fuerza necesaria para alejarse de tan indeseable sujeto pues, de un modo u otro, están fascinados por su ingenio. Sólo su ayudante Joanna Hoffman (una estupenda Kate Winslet) detenta la afortunada posición de merecer su atención, respeto y compasión. Gracias a un camaleónico Michael Fassbender (¿dónde se esconden ahora los que censuraban su elección?) el lado más humano del magnate y su temple tiránico libran una batalla a vida o muerte. Un azaroso destino le aguardaba, tan impredecible como las acciones que le guiaron en vida.

Para los aficionados a las series, la historia de Steve Jobs se puede leer paralela a la de Halt and Catch Fire. No es ningún secreto que Sorkin gusta de diálogos enrevesados pero, en este caso, no es en los detalles técnicos donde se regodea sino, en parte, en crear un contexto apropiado. Así, los profanos en la materia podemos conectar los acontecimientos que sacuden los cimientos de la informática expuestos en ambas ficciones, bien de forma tangencial o central. Dicho sea de paso, la dirección de Boyle remite en varias ocasiones a otras creaciones de Sorkin, con esas conversaciones que prosiguen al doblar las esquinas de interminables pasadizos. Más de su puño y letra son esos primeros planos en los que medio rostro de Jobs queda fuera de campo y en el que se proyectan imágenes, o la violenta tormenta que sobreviene la noche en la que recibe la peor de las noticias. A eso le sumamos un excelente manejo de la tensión en unas escenas que son casi de naturaleza teatral. Parte del mérito reside en una vibrante banda sonora (también nominada a los Globos de Oro) a base de sonidos tubulares siempre presentes a modo de zumbido o apenas audibles en otros momentos. Por último, Boyle recrea con esmero el bullicio de los auditorios, que recibían a Jobs como si de un predicador se tratase. En una sociedad volcada en las celebrities, la veneración a Dios ha sido sustituida por la idolatría a los visionarios.

Valoración: ***/

Puntuación: * (mala) ** (regular) *** (buena)**** (muy buena) / (media estrella)

Ficha

De qué va: Biopic del mítico empresario y programador informático Steve Jobs (1955-2011), centrado en la época en la que lanzó los tres productos icónicos de Apple (www.filmaffinity.com).

Tráiler

Oficial: www.stevejobs-lapelicula.es

Año: 2015

Director: Danny Boyle

Reparto: Michael Fassbender, Kate Winslet, Seth Rogen, Jeff Daniels, Katherine Waterston, Sarah Snook, Michael Stuhlbarg, Perla Haney-Jardine, Adam Shapiro, Jackie Dallas, Makenzie Moss, Afsheen Olyaie, Tina Gilton, Tom O’Reilly, Natalie Stephany Aguilar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s