Beasts of No Nation

Los niños estáis ganando esta guerra

Netflix ha aterrizado al fin en España y, a pesar de que su llegada empezaba a asemejarse al cuento de Pedro y el lobo, ésta ha levantado la polvareda esperada. Ha habido opiniones de todos los colores, pero lo que no se puede negar es que la plataforma estadounidense va a obligar al mercado local a ponerse las pilas si no quiere quedarse rezagado. Por si fuera poco, su catálogo llega cargadito de novedades, entre ellas la primera película de producción propia, Beasts of No Nation. Como se descuiden, Netflix no solo pasará a los anales de la historia por haber modificado el paradigma televisivo, sino también el cinematográfico. Y es que pone de manifiesto que, con presupuestos relativamente ajustados, se puede hacer cine de alta estofa para el consumo directo en los hogares. A falta de ver la rentabilidad del producto, no queda duda de que potenciará la marca, cuya imagen corporativa se pone al frente de sus documentales como sinónimo de calidad. Hay incluso quién ha pronosticado numerosas nominaciones a los Óscar para la película de Cary Fukunaga. Seguramente haya, sin embargo, reticencias por parte de la industria tradicional a premiar este tipo de propuestas. ¿Por qué? Pues porque escapan al férreo control de Hollywood al rehuir la clasificación por edades que lo sustenta y, al contrario que éste, buscan deliberadamente la segmentación de públicos. Además, las salas comerciales pierden la posibilidad de sacar tajada. Quizás ambos sistemas puedan llegar a convivir en harmonía pues, al fin y al cabo, Netflix da salida a proyectos que, de otra manera, se habrían quedado en el tintero o en la famosa Black List durante décadas. Las estrellas internacionales se suben al carro porque aprecian la experimentación, porque se han diluido las fronteras entre el cine y la televisión y porque, sospecho, Netflix dispone de la infraestructura para no pagarles del todo mal.

A todo esto, Beasts of No Nation nos sitúa, a través de la figura del pequeño Agu (Abraham Atta), en medio de un fuego cruzado entre un gobierno aupado mediante la fuerza y la violencia y guerrillas de rebeldes (no menos salvajes) en un país indeterminado de África. Mientras un conflicto que le resulta del todo ajeno no penetra en su región, Agu es un chaval vivaz y dicharachero. Aunque el alzamiento contra un régimen corrupto es lícito, la guerra fuerza a la población a tomar partido de forma casi arbitraria. O estás conmigo o contra mí. Unos y otros se llenan la boca hablando de libertad y lo que hacen es arrebatar al pueblo la poca que les queda. Éste vive a remolque de las circunstancias, a expensas de su evaporado poder de decisión. De esta manera, huyendo de la brutalidad, Agu se adentra en la espesura de la selva. Allí topa con el carismático y temible Comandante (Idris Elba) de un pelotón de insurgentes integrado en su mayoría por… niños. El tipo, que lo acoge bajo su manto (¿protector?), es idolatrado por su ejército mientras lidera emboscadas con el único fin de saquear, violar y torturar. Aunque el film aborda el drama de los niños soldado, se distancia de posturas etnocéntricas de enjuiciamiento. De hecho, la decadencia moral se vive como un proceso y no como una tabula rasa, pues el lavado de cerebro no es necesario para perpetrar los peores horrores.

Fukunaga, quien ya hizo una extraordinaria labor de ambientación en la primera temporada de True Detective, remite a través de la neblina y la anaranjada luz crepuscular a las mejores películas sobre la guerra de Vietnam y, concretamente, a Apocalypse Now. También aquí las aldeas arden en llamas. El cineasta asume el papel de director de fotografía antes que cualquier otro rol, aunque también nos mantiene absortos en las escenas de perversión del folclore y el ritual. Por último, Fukunaga (quién también firma la adaptación de la novela de Uzodinma Iweala) pasa de puntillas por una cicatrización y reinserción imposibles para un chiquillo que, a su joven edad, es ya veterano de guerra.

Valoración: ***

Puntuación: * (mala) ** (regular) *** (buena)**** (muy buena) / (media estrella)

Ficha

De qué va: Drama basado en las experiencias de Agu, un niño soldado de un país africano que, tras cerrar la escuela y ser sacado de su aldea y golpeado casi hasta la muerte, se vio obligado a participar en una guerra civil empuñando un arma y combatiendo a sus compatriotas (www.filmaffinity.com).

Tráiler

Oficial: www.netflix.com/es/title/80044545

Año: 2015

Director: Cary Joji Fukunaga

Reparto: Abraham Attah, Idris Elba, Richard Pepple, Opeyemi Fagbohungbe, Ama K. Abebrese, Grace Nortey, David Dontoh.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s