Twin Peaks (T1)

Corría el año 1990 y uno de los mayores fenómenos sociales que haya jamás conocido la pequeña pantalla se estaba a punto de desatar. Como en su día habían hecho autores de la talla de Alfred Hitchcock, el cineasta de culto David Lynch (con la inestimable colaboración de Mark Frost) se colaba en los hogares de millones de norteamericanos con una serie de creación y producción propia, precursora de la actual Tercera Edad Dorada de la televisión. Hay quienes afirman que ésta, en la que convenimos comienza alrededor del año 2000 con Los Soprano, nunca fue una entidad autónoma y, ciertamente, no costaría encontrar voluntarios para cantar las virtudes de proezas de los 80 como St. Elsewhere o Hill Street Blues. Sin embargo, antes de que una nueva y próspera narrativa sea aceptada como algo congénito a los tiempos que corren, se precisan visionarios adelantados a su época. Normalmente, sus destellos de genialidad permanecen aislados durante un tiempo, hasta que la industria está preparada para seguir sus pasos. Este fue el caso de Twin Peaks, una cruzada contra los convencionalismos que sentó cátedra y creó escuela. Su mezcla de géneros y su alto grado de autoconciencia la hacen única en su especie.

En un pequeño pueblo cerca de la frontera con Canadá, la estudiante Laura Palmer aparece asesinada. Dada la falta de recursos (y de perspicacia) de la oficina del sheriff local, el agente Cooper del FBI se desplaza a la zona para esclarecer el crimen. Una vez allí, descubrimos un enmarañado juego de infidelidades, maquinaciones, alianzas escabrosas y negocios sucios (incluidos la prostitución y el tráfico de drogas) entre los miembros de la comunidad. Un jaleo de mucho cuidado en el que no es de extrañar que todos tengan algo que ocultar, una idea explotada hasta la saciedad décadas más tarde (Forbrydelsen, Broadchurch, Bajo sospecha, etc.). El ambiente siempre frío y sombrío marca el tono macabro de la propuesta y el hermetismo de la aldea en cuestión. Por contraste, su mobiliario de madera de arce y los colores pastel acentúan la ruralidad del lugar y su estilo kitsch, muy acorde al sentido del humor irónico que luce la serie. El extravagante agente Cooper, obsesionado con los deliciosos cafés y tartas caseras de la localidad, es el enlace entre ese humorismo surrealista y la atmósfera onírica tan propia de Lynch. Y es que sus sueños (en los que ya ha aparecido la famosa y simbólica habitación roja) son una pista tan válida como cualquier otra para tirar de ciertos hilos en su investigación. Aunque sigue siendo fundamentalmente bueno, las pequeñas fisuras en su personalidad sugieren una complejidad que no tiene nada que envidiar a los antihéroes actuales.

Como también hemos visto recientemente, por ejemplo en True Detective, todas las pistas a lo largo de la primera temporada conducen a un callejón sin salida y, convenientemente, son eliminadas al final de ésta. Partimos, pues, de cero en un camino que, por primera vez por aquel entonces, no apunta a la resolución, sino a la corrupción generalizada de la población norteamericana. En consecuencia, los ocho episodios iniciales terminan con un cliffhanger inusual en el género policíaco, que siempre buscaba el cierre de sus tramas. Actualmente la serie se encuentra en boca de todos, pues Showtime ha anunciado una nueva temporada para 2016. Sin embargo, la cadena nos ha tenido en ascuas, pues las negociaciones con Lynch se han roto y retomado un par de veces como mínimo. Cabe añadir que a la serie se le atribuye uno de los primeros fandom colaborativos y especializados de la televisión que, a diferencia de los adeptos a Star Strek, contaba con las facilidades de la incipiente red de Internet. Por todo ello, tras veinticinco primaveras, podemos decir que Twin Peaks supone un hito histórico al que no le pesa ni uno solo de sus años.

Valoración: ****

Puntuación: * (mala) ** (regular) *** (buena) **** (muy buena) / (media estrella)

Ficha

Año: 1990

Cadena: ABC

Creadores: David Lynch y Mark Frost

De qué va: El excéntrico agente del FBI Dale Cooper llega a Twin Peaks, una pequeña población montañosa, para investigar el brutal asesinato de la joven y bella Laura Palmer, la chica más popular del instituto de la localidad. Con la ayuda del sheriff del pueblo, el amable Harry S. Truman, el agente Cooper comienza a interrogar a los habitantes del pueblo y va descubriendo poco a poco que muchos de ellos esconden oscuros y misteriosos secretos (www.filmaffinity.com).

Tráiler

Tema principal: “Twin Peaks Theme” de Angelo Badalamenti (https://youtu.be/xEGGQ958K_s)

Reparto: Kyle MacLachlan, Michael Ontkean, Mädchen Amick, Dana Ashbrook, Richard Beymer, Lara Flynn Boyle, Sherilyn Fenn, Warren Frost, Peggy Lipton, James Marshall, Everett McGill, Jack Nance, Joan Chen, Kimmy Robertson, Michael Horse, Piper Laurie, Harry Goaz, Eric DaRe, Wendy Robie, Ray Wise, Sheryl Lee, Russ Tamblyn, Grace Zabriskie.

Oficial: www.sho.com/sho/twin-peaks/home

Anuncios

Un pensamiento en “Twin Peaks (T1)

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s