1992 (Mille novecento novantadue)

1992 (Mille novecento novantadue) es la primera temporada de una trilogía en la que el actor y creador de la serie, Stefano Accorsi, deseaba explicar la historia de Italia de los últimos veinte años y fenómenos como la victoria de Silvio Berlusconi en las elecciones de 1994. Esta estación narra la revolución que desencadena el escándalo de corrupción del caso Tangentopoli, a la que seguirá 1993 como etapa de transición, en la que se distinguirán sus efectos sobre la clase política después de la investigación policial. Finalmente, 1994 será la temporada de la consagración de la corrupción como modus operandi nunca erradicado, y es más, en expansión después de la victoria de Forza Italia.

Centrándonos en 1992, mientras en España celebrábamos los maravillosos Juegos Olímpicos de Barcelona y la Expo de Sevilla, nuestros vecinos italianos entraban de lleno en el mayor caso de corrupción de las últimas décadas. De risa son las recientes tramas como la de Bárcenas o la de las “tarjetas black” de Caja Madrid comparadas con la Tangentopoli. Un escándalo que sacó a la luz un entramado político que durante años permitió el fraude fiscal, la financiación ilegal de partidos y la malversación de fondos públicos, afectando a todos los estamentos del Gobierno transalpino. Se saldó con más de 1.200 condenas, más de 400 absoluciones y varias decenas de suicidios. Fue un auténtico terremoto político que dio paso a la II República. Y ésta es la trama principal, basada en hechos reales, y a través de la cual conectan las historias ficticias de los seis protagonistas de la serie. Así pues, podemos seguir las consecuencias y la propia investigación judicial que lleva a cabo Mani Pulite, encabezada por el procurador de Milán Antonio Di Pietro, desde distintos puntos de vista.

Desde dentro de la propia indagación acompañando a los agentes Luca y Rocco (que al mismo tiempo llevan a cabo otras actividades paralelas de carácter personal). Desde el punto de vista político a través del exmilitar Pietro Bosco, elegido casualmente parlamentario por la Lega Nord. Y desde el ámbito empresarial con Bibi Mainaghi, heredera de un negocio corrupto, y el publicista visionario Leo Notte, que trabaja para Publitalia. La última en discordia es la desconsolada Veronica Castello, una aspirante a velina que pasa por las camas de quienes la puedan ayudar a conseguir su codiciado trabajo. Y es que una de las pocas pegas que podemos achacar a 1992 es la debilidad de los personajes femeninos, siempre a remolque de otros masculinos, incapaces de escribir su propio destino.

A la serie, realizada por los mismos impulsores de la exitosa Gomorra (SkyItalia, Wildside y Beta Film) se le debe elogiar la valentía de poner nombre y apellidos (a diferencia de Crematorio) a las instituciones e individuos, muchos de los cuales siguen vivitos y coleando. Así pues, los hechos se suceden a caballo entre Milán y Roma, a las que nos desplazamos a golpe de plano general. El trasfondo gris de la imagen, en consonancia con el habitual cielo de la capital lombarda, no es fortuito porque tanto el carácter general de la serie como el de sus personajes es bastante turbio. La ambientación es más que acertada, y no solo por el vestuario, decoración  y el estilo de vida de los 90, sino por los detalles como una banda sonora compuesta por éxitos musicales del momento, y no precisamente de canciones italianas. La alternancia de imágenes de archivo para subrayar hechos cruciales como los atentados a los jueces Falcone y Borsellino o la aparición de rostros populares como el del maestro de la pasta Giovanni Ranna son ingredientes que acercan los acontecimientos al telespectador.

Es una suerte que Canal+ haya traído con tanta celeridad a España este producto europeo de calidad. Tanto para aprender un poco de historia italiana, como para demostrarnos que la corrupción se puede llevar a la pantalla y contar de manera muy convincente. Pero, sobre todo, porque el propósito que le encargan a Notte resulta revelador. Debe encontrar una figura política y vendérsela al pueblo como un producto revolucionario o renovador y, al mismo tiempo, salvar la ‘República Bananera’ instaurada. O sea, hacer un lavado de imagen, simular que algo cambia para que todo continúe igual. ¿Les suena? Nada más cerca de la actual situación en gran parte del Viejo Continente.

Valoración: ***/

Puntuación: * (mala) ** (regular) *** (buena) **** (muy buena) / (media estrella)

Ficha

Año: 2015

Cadena: Sky Atlantic

Creadores: Stefano Accorsi (idea original), Ludovica Rampoldi, Stefano Sardo y Alessandro Fabbri.

De qué va: Sigue a seis personas cuyas vidas se entrelazan con el cambiante panorama político de principios de los años 90 en Italia (www.filmaffinity.com).

Tráiler

Tema principal: “1992 – La sigla” de Davide Dileo “Boosta”  (https://youtu.be/kTIXeBdWsIQ)

Reparto: Stefano Accorsi, Guido Caprino, Miriam Leone, Domenico Diele, Tea Falco, Alessandro Roja, Irene Casagrande, Teco Celio, Fabrizio Contri, Antonio Gerardi, Gianfelice Imparato, Bebo Storti, Elena Radonicich, Tommaso Ragno, Eros Galbiati, Pietro Ragusa, Silvia Degrandi.

Oficial: http://skyatlantic.sky.it/skyatlantic/news/1992.html

Anuncios

Acerca de desdeelsofacineytv

Opinión de películas y series de televisión desde el sofá de casa o desde una butaca de cine

Un pensamiento en “1992 (Mille novecento novantadue)

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s