Cincuenta sombras de Grey

Ni chicha ni limoná

Por mucho que nos pese, no podemos vivir de espaldas a aquello que se cuece a nuestro alrededor. Es por ello que, a pesar la pésima calificación recibida en IMDB y como en su día hice con Crepúsculo (sacro error), decidí darle una oportunidad a Cincuenta sombras de Grey. Por eso y por simple curiosidad. Pensé que podía existir una caza de brujas contra algunos productos de tirón popular por el simple hecho de serlo, pues ciertamente hay algo de postureo en rechazar ciertas propuestas sin haberles echado un ojo y, en cambio, alabar otras igualmente retrógradas. Mi hipótesis quedó rebatida en los primeros quince minutos de metraje, pues Cincuenta sombras de Grey es tan mala como dicen y su éxito es digno de un estudio sociológico. Afortunadamente, ya hay quien se ha puesto a ello y desde aquí queda recomendado el ensayo de Eva Illouz sobre el tema titulado Erotismo de autoayuda. Quedan avisados, mi látigo está preparado.

Anastasia Steele (Dakota Johnson) es una inocente estudiante que, por casualidades de la vida, acaba entrevistando al magnate empresarial Christian Grey (Jamie Dornan) para la revista de la universidad. Hay algo de ridículo en la facilidad con la que ésta se deja intimidar, pero aún es más alarmante que él quede completamente desarmado y prendado de la chica en un solo encuentro. A partir de entonces, la fuerza de la pasión los unirá una y otra vez, a pesar de los esfuerzos del apuesto, sofisticado y culto ricachón por mantenerla a raya y protegerla de él mismo (nótese la ironía). El proceso de seducción es mucho más machista que el de negociación, que se inicia en cuanto Grey revela sus verdaderas inclinaciones sexuales. Así, ni corto ni perezoso, se muestra controlador, celoso, individualista y baluarte del honor y el bienestar de la mujer, a quien considera un cachorrillo indefenso. Pero ojo, que todo eso, si no es directamente sinónimo de amor, queda compensado porque la colma de regalos, la lleva en brazos, la presenta como su novia, la cuida como una princesa y es un lince en la cama (cuando no se pone “intensito”). Sigan esperando que, un día cualquiera, como por arte de magia, un multimillonario de tales virtudes (sic) llamará a su puerta y, lo que es más importante, conseguirán borrar sus (pocos) defectos.

El señor Grey se pasa de castaño a oscuro, y tanto misterio desemboca en un personaje sin pies ni cabeza. No entiendo quién se puede sentir atraída por este bicho raro, y lo digo yo que Jamie Dornan me pone el que más. Pero el pobre anda bastante perdido en este oleaje permanente, el cual ni él ni la directora Sam Taylor-Johnson pueden sortear porque proviene de las novelas. ¡A quién le importa su tumultuoso pasado, enseñad carne de una vez! Pero ni siquiera ahí dan en el clavo, pues basta con conectar con cualquier canal de cable para encontrar sexo más transgresor que éste. O con ponerse según que film de Bertolucci o von Trier, en los que el sexo es todo lo sucio que debe ser. Sin embargo, reconozco que alguna de sus escenas puede resultar excitante, que es lo mínimo que se le pide a una película de estas características. Esto se debe al savoir faire de Taylor-Johnson detrás de las cámaras, que consigue mantener la tensión en stand by gracias a encuentros sexuales frustrados y crear una atmósfera idónea (la luz, la música) en los que sí se consuman. El guión no sabe jugar la carta de la comicidad (lo cual no me extraña sabiendo que la autora le ha metido mano), pues la película tiene su punto cuando no se toma en serio a sí misma. La química entre ambos protagonistas chirría por todos lados, pero mi media estrella de más va por Dakota, una luz en medio de la inmundicia.

Valoración: */

Puntuación: * (mala) ** (regular) *** (buena)**** (muy buena) / (media estrella)

Ficha

De qué va: Anastasia Steele es una estudiante de Literatura que recibe el encargo de entrevistar a un joven empresario, Christian Grey. La inexperta e inocente Ana intenta olvidarle, pero pronto comprende cuánto le desea. Cuando la pareja por fin inicia una apasionada relación, Ana se sorprende por las peculiares prácticas eróticas de Grey, al tiempo que descubre los límites de sus propios y más oscuros deseos (www.trailersyestrenos.es).

Tráiler

Oficial: http://www.cincuentasombrasdegrey-lapelicula.es/

Año: 2014

Director: Sam Taylor-Johnson

Reparto: Jamie Dornan, Dakota Johnson, Max Martini, Eloise Mumford, Luke Grimes, Marcia Gay Garden, Jennifer Ehle, Rita Ora, Victor Rasuk, Callum Keith Rennie, Anthony Konechny, Dylan Neal, Emily Fonda, Jason Cermak.

Anuncios

Un pensamiento en “Cincuenta sombras de Grey

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s