Jurassic World

El hombre que susurraba a los velociraptores

Por costumbre, soy bastante reacia a la resurrección de exitosas franquicias en las que, suelo considerar, todo está dicho. Más veces de las que me gustaría admitir, acabo por retractarme de mis palabras, al menos en lo que a los recientes estrenos de Mad Max y Jurassic World se refiere. Mientras el visionado del tráiler de la primera no dejaba lugar a dudas respecto a su calidad artística, el de la segunda engendraba reservas de todo tipo, sobre todo en lo concerniente a la generación de dinosaurios mediante CGI. Visto el resultado final, no se me ocurre mejor actualización (con el punto de mira puesto en las nuevas generaciones) que la que propone Jurassic World pues, aún pudiendo funcionar como un ente autónomo, nunca traiciona el espíritu del film original. De hecho, mantiene vivo el legado de Spielberg como ninguna; esto es, el del cine como diversión asegurada, espectáculo, asombro y piedra angular de la cultura popular.

Jurassic World enlaza a la perfección con los sucesos acaecidos en el parque ideado por John Hammond veintidós años atrás, ahora abierto y a pleno rendimiento. Tanto es así, que el genetista Henry Wu sigue al cargo del laboratorio, esta vez a las órdenes de Simon Masrani (Irffan Khan) y Claire Darling (Bryce Dallas Howard). Su cometido consiste en dar vida a una criatura capaz de generar mayor impacto entre el público que, aunque sigue asistiendo en masa a la atracción turística, ya no se deja sorprender tan fácilmente. Parece mentira que los responsables del parque, preocupados porque los beneficios no aumentan al ritmo esperado, no las vean venir. Solo Owen Grady (Chris Pratt), investigador del comportamiento de los velociraptores, pone de manifiesto el peligro que entraña esta nueva especie. Como no, su alerta llega demasiado tarde, y el Indominus Rex campa a sus anchas por el complejo mientras causa estragos entre sus visitantes, entre los cuales se encuentran los sobrinos de Claire. Antes de que éste entre en acción, el co-guionista y director del film Colin Trevorrow nos ametralla un pelín con su crítica a la sociedad de consumo, a la cual no le habría venido mal ser un poco más sutil.

En sus primeros minutos, la película se explaya en la descripción del recinto, muy verosímil para quien conozca de cerca el negocio del entretenimiento. ¿Quién rechazaría un paseo por esta mezcla de parque temático y zoológico de la Era Mesozoica? A los espectadores de cierta edad no se nos escapan las referencias a la saga de los 90 (cuando no la copia literal que cuela con la excusa del homenaje) y, aún jugando con esa ventaja, pegamos botes en el asiento cada dos por tres. La nostalgia combina a la perfección con una emoción in crescendo y con un sentido del humor que, al menos por mi parte, estalla en cuanto veo a Chris Pratt. Con esto no quiero decir que éste repita el personaje de Star Lord, pero al actor le cuesta disfrazar su innegable faceta de “el graciosillo de la clase”. Tanto el vacilón de Owen como Claire en su papel de capitana que no abandona el barco (siempre divina de la muerte, eso sí) son bastante convincentes.

El entusiasta efecto que produce Jurassic World se va diluyendo a medida que pasan los días pues, aunque prefiero deshacerme en elogios, no puedo negar algún que otro defecto menor como el product placement. Aunque todos asumimos que este tipo de películas son máquinas de hacer dinero, es una lástima que se vendan tan descaradamente al mercado y se dejen eclipsar por las marcas. Por otro lado, la construcción digital de los dinosaurios no me parece en absoluto desacertada, pero los acérrimos de la primera cinta no podrán evitar incidir en su falta de realismo frente a la robotización de la que se hacía uso antaño. Sea como fuere, nos encontramos ante algo más que la película del verano, un rotundo éxito y la puesta de largo de los estudios, con  la inversión de capital e incluso el despilfarro que ésta supone. Mientras nosotros continuamos con nuestras monótonas vidas, ellos se frotan las manos pues, a estas alturas, el film ha superado a Los Vengadores como el estreno más taquillero de la historia en su primer fin de semana.

Valoración: ***

Puntuación: * (mala) ** (regular) *** (buena)**** (muy buena) / (media estrella)

Ficha

De qué va: Veintidós años después de los acontecimientos de Parque Jurásico (1993), Isla Nublar tiene ahora un parque temático de dinosaurios en pleno funcionamiento llamado Jurassic World, como lo había previsto John Hammond. Después de 10 años de funcionamiento, las tasas de visitantes están en declive, y con el fin de cumplir con el mandato corporativo, crean una nueva atracción para rescatar el interés de los visitantes, lo que da como resultado algo horrible (www.sensacine.com).

Tráiler

Anuncios

Un pensamiento en “Jurassic World

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s