Tomorrowland: El mundo del mañana

Casey Newton: “Hay dos lobos que siempre están peleando. Uno es oscuridad y desesperación. El otro luz y esperanza. La pregunta es… ¿cuál gana?” 

Eddie Newton: “Aquél al que alimentas”

Tomorrowland se enmarca en la tradición del cine de aventuras familiar protagonizado por niños y/o adolescentes, del que escasean avatares hoy en día y al que, acertadamente, Super 8 rindió homenaje en 2011. De inspiración “spielberiana”, el mensaje destila positivismo y el contenido añade esa pizca de ciencia ficción que nos pica la curiosidad a lo largo de dos terceras partes del film. Así, la película navega entre dos épocas: los 60, en los que Tomorrowland es un parque temático propiedad de Disney que hace las veces de portal a una nueva dimensión reservada a unos pocos elegidos, y la actualidad. Como curiosidad, cabe mencionar que la idea inicial (una exposición de los inventos llamados a contribuir al progreso de la humanidad) fue realmente llevada a cabo en una zona del primer parque de atracciones de la compañía. Partiendo de ahí, el guionista Damon Lindelof (Perdidos) deja volar la imaginación y concibe un verdadero mundo del mañana emplazado más allá del espacio-tiempo. Siendo así, no es de extrañar que la película esté plagada de autorreferencias y que, sobre todo en su primer tramo, podamos distinguir atracciones en las que puede que hayamos tenido la suerte de montarnos.

Si todo esto les resulta algo confuso, es porque, en primera instancia, Tomorrowland lo es. Sabemos que los protagonistas de ambas tramas coincidirán (pues narran la historia juntos) pero no el cómo ni el por qué. De niño, Frank Walker (George Clooney) visitó la impresionante ciudad de la mano de una misteriosa jovencita llamada Athena (Raffey Cassidy). Ahora, la misma chiquilla dispone una serie de pistas para que Casey Newton (Britt Robertson), cuyo apellido no es casual, pueda acceder a ella. Ella es una optimista incurable, una adolescente que demuestra que la curiosidad no mató al gato, sino que es la madre de los avances tecnológicos y humanos. Con esto, sumamos a tres protagonistas representantes de tres generaciones distintas, con las que cada miembro de la familia se puede identificar. La actitud huraña y desencantada de Walker (ahora adulto) contrasta con las ganas de guerra de las dos chicas. La cría badass repartiendo leña es un puntazo, aunque si debo escoger quizás Robertson es quien se lleva la palma y resulta más prometedora.

La pega del film es que pierde fuelle una vez se descubre el pastel, y lo que era una atractiva premisa de ciencia ficción se convierte en el típico cuento sobre “salvar el mundo” con moralina. Si ese iba a ser el resultado, más les valdría haberlo desvelado un poco antes, pues aquello que nos tiene en ascuas durante gran parte del metraje se resuelve en un santiamén. No obstante, el producto final no es ni mejor ni peor que otros blockbusters veraniegos y simplemente baja el listón respecto a lo que anticipábamos. El discurso tampoco se me atraganta en absoluto, pues es consecuente con la marca y, dentro de su simplicidad, arguye verdades como puños. Tomorrowland es el reverso positivo a tanta distopía en la cultura popular y se atreve a ponerla en duda y a plantear soluciones. También sugiere que “los de arriba”, conocedores de información privilegiada, pueden estar manipulándonos o preparándonos hacia/para la autodestrucción. Una idea que no es nueva, pues numerosas series de televisión parecen adelantar el futuro en materia política y social. En este sentido, la película también es una metáfora de la actual crisis económica. Además, alienta a tomar cartas en el asunto medioambiental y concluye con la necesaria democratización y globalización del conocimiento en el mundo del mañana, del que Estados Unidos se cree estandarte.

Valoración: ***

Puntuación: * (mala) ** (regular) *** (buena)**** (muy buena) / (media estrella)

Ficha

De qué va: Unidos por el mismo destino, una adolescente inteligente y optimista llena de curiosidad científica y un antiguo niño prodigio inventor hastiado por las desilusiones se embarcan en una peligrosa misión para desenterrar los secretos de un enigmático lugar localizado en algún lugar del tiempo y el espacio conocido en la memoria colectiva como Tomorrowland (www.trailersyestrenos.es).

Tráiler

Anuncios

Un pensamiento en “Tomorrowland: El mundo del mañana

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s