El año más violento

Una mala racha la tiene cualquiera

Estadísticamente, 1981 fue el año con la tasa de criminalidad más alta en la historia de la ciudad de Nueva York. En estas condiciones desfavorables desarrolla su actividad empresarial Abel Morales (Oscar Isaac), un inmigrante que ha conseguido levantar un imperio con el sudor de su frente, empezando por el peldaño más bajo de la escala social. Su negocio de transporte de aceite se ve irremediablemente afectado cuando una oleada de robos lo golpea, sobre todo cuando su asiduidad parece sugerir una ofensiva de tipo personal. El magnate y su esposa Anna (Jessica Chastain) están en la cuerda floja, pues se acaban de endeudar para adquirir una nueva nave. Por si fuera poco, el ayudante del fiscal del distrito les tiene en su punto de mira, y les aprieta las tuercas con la intención de hallar en sus cuentas algún detalle que haga saltar las alarmas.

Lo que en un principio parece una sucesión de incidentes más o menos violentos va cobrando forma de la mano del guionista y director J. C. Chandor y sirve para presentar, paso a paso, al protagonista. Morales es un hombre honesto, inteligente, que infunde respeto y lo profesa. Es exigente con sus empleados y misericordioso cuando la ocasión lo requiere. Su valor reside en no ceder ante los obstáculos y tirar adelante pese a ellos, casi a pecho descubierto. Su mujer, por el contrario, hija de un mafioso local, representa la alternativa fácil a los conflictos que le afligen. Ella muestra cuán difícil es escapar del pasado cuando todos los agentes del juego (incluido el gobierno) le empujan a uno hacia éste y le tientan con una arma de doble filo.

El año más violento crea una atmósfera envolvente al enseñar una cara de Nueva York pocas veces vista: sombría, ruinosa, periférica, de cielo encapotado. Se respira un ambiente denso, producto de los tejemanejes que tienen lugar en barberías, lúgubres restaurantes o incluso a la vera del mismo despacho de Abel (“¿tenemos que salir afuera como si fuéramos dos mafiosos?” pregunta el protagonista a su estrecho colaborador y abogado). A través de su personaje, el filme se aparta de ese cine de gángsteres que es su fuente de inspiración para señalar el punto de vista de un empresario cualquiera. Es innegable, sin embargo, que gran parte de la ficción actual versa sobre el fracaso del sueño americano. Así, en una escena final llena de simbolismo se nos formula la pregunta definitiva: ¿es posible hacer negocios sin mancharse las manos? Hagan sus apuestas.

Valoración: ***

Puntuación: * (mala) ** (regular) *** (buena)**** (muy buena) / (media estrella)

Ficha

De qué va: Ambientada en Nueva York durante el invierno de 1981, estadísticamente el año más peligroso de la historia de la ciudad. Cuenta la apasionante y desgarradora historia de Abel Morales quien, junto a su maquiavélica esposa Anna, intenta regentar un negocio honesto en una ciudad asolada por la corrupción y la decadencia. Pero por mucho que él intenta mantenerse firme en sus convicciones morales, todo lo que rodea a su pequeño imperio y su familia se irá desmoronando en una espiral de traición y violencia sin control hasta desembocar en una carrera por la propia supervivencia (www.trailersyestrenos.es).

Tráiler: http://www.dailymotion.com/video/x2ghxzp_el-ano-mas-violento-trailer-espanol-hd_shortfilms

Anuncios

Acerca de desdeelsofacineytv

Opinión de películas y series de televisión desde el sofá de casa o desde una butaca de cine

Un pensamiento en “El año más violento

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s