The Imitation Game (Descifrando Enigma)

Comienza la carrera por los Oscar y los estudios presentan sus propuestas más potentes de cara a conquistar el corazón de los espectadores y de la crítica. Este año, dos de las más firmes candidatas a optar por los premios coinciden en ser biopics de enorme carga emotiva, pues nada agrada más que la epopeya personal de un hombre que, contra todo pronóstico, logra alzarse como icono. Me refiero, claro está, a La teoría del todo y The Imitation Game. Pero la de contentar nuestras exigencias a nivel emocional no es la única asignatura en la que la película protagonizada por Benedict Cumberbatch aprueba con nota, pues cumple todos los requisitos necesarios para ser pasto de la Academia.

El film se estructura en una triple escala espacio-temporal. La primera parte transcurre durante la infancia de Turing en un internado, donde los abusos y el rechazo están a la orden del día con la excepción de su único amigo Christopher. Tal forja del carácter se manifiesta ya en la edad adulta, donde un arisco Turing es reclutado por los servicios británicos de inteligencia durante la Segunda Guerra Mundial para descifrar el código Enigma ideado por los nazis. El núcleo fuerte de la acción se desarrolla, pues, en un contexto histórico que nunca caduca en Hollywood y se sustenta en una muy buena interpretación de Cumberbatch, que debe abordar múltiples registros en el retrato de un hombre que logró inigualables hazañas. Aunque el peso de la obra recae sobre los hombros del protagonista, éste se rodea de un pequeño y astuto equipo cuya relación con el esquivo matemático deviene un nuevo motivo de controversia, especialmente en lo que a Joan Clarke se refiere (Keira Knightley). Ellos trabajan a contrarreloj día y noche para desentrañar el mensaje, conscientes de que a cada minuto decenas de vidas aliadas son sacrificadas.

La cinta pierde algo de fuelle en su último tramo, pero la ausencia de tensión se compensa con una trama de espionaje que nos mantiene pegados al asiento y con la responsabilidad moral que conlleva el hecho de ser conocedores de una incómoda realidad. Lo que se sucede cronológicamente es una verdadera invitación a la memoria colectiva, pues el Reino Unido condenó a Turing a la castración química por conducta indecente, lo cual derivó en una depresión y ulterior suicidio, y no lo indultó (simbólicamente se entiende) hasta 2013. Con unos pocos y sencillos elementos modificados a merced (por lo visto, la veracidad histórica brilla por su ausencia), sin grandes filigranas y sin ningún rastro de huella de autor, The Imitation Game transcurre agradablemente sin más. Perdura, entonces, la apología de la diferencia y la persona detrás de ella: genio o loco, héroe de guerra o traidor, padre de la informática moderna. Después de todo, tal como apunta un policía empeñado en indagar demasiado, no sea fácil juzgarle.

Valoración: ***/

Puntuación: * (mala) ** (regular) *** (buena)**** (muy buena) / (media estrella)

Ficha

De qué va: Durante el invierno de 1952, las autoridades británicas entraron en el hogar del matemático, analista y héroe de guerra Alan Turing, con la intención de investigar la denuncia de un robo. Acabaron arrestando a Turing acusándole de indecencia grave, un cargo que le supondría una devastadora condena por, lo que en aquel entonces se consideraba una ofensa criminal, ser homosexual. Los oficiales no tenían ni idea de que en realidad estaban incriminando al pionero de la informática actual. Liderando a un heterogéneo grupo de académicos, lingüistas, campeones de ajedrez y oficiales de inteligencia, se le conoce por haber descifrado el código de la inquebrantable máquina Enigma de los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial (http://www.filmaffinity.com/).

Tráiler: hhttp://www.dailymotion.com/video/x29h5rm_the-imitation-game-descifrando-enigma-trailer-espanol_shortfilms

Oficial: http://theimitationgamemovie.com/

Año: 2014

Director: Morten Tyldum

Reparto: Benedict Cumberbatch, Keira Knightley, Charles Dance, Matthew Goode, Mark Strong, Rory Kinnear, Tuppence Middleton, Allen Leech, Ancuta Breaban, Steven Waddington, Tom Goodman-Hill, Matthew Beard, Hannah Flynn, James Northcote, Lee Asquith-Coe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s