Exodus: Dioses y Reyes

No es ningún secreto que en Hollywood está de moda recuperar la historia sagrada. Si además el encargo de narrar el éxodo del pueblo hebreo de Egipto recae sobre un director consagrado y con gran aprobación en el género del péplum, el resultado puede ser cuanto menos conveniente. Más que recriminarle, hay que agradecerle a Ridley Scott la falta de pretensiones. Me explico: una epopeya de tal envergadura podría dar lugar a numerosas reflexiones, por ejemplo, sobre el fundamentalismo religioso o sobre el derecho a la desobediencia civil. Sin embargo, el director es consciente en todo momento de que lo que tiene entre manos es una maravillosa materia prima para el arte de contar cuentos (del que él es maestro); un mito que ya resonó en nuestros antepasados y que seguirá haciéndolo en el futuro. Así, se limita a adaptar la Biblia tal cual es, con todas sus contrariedades, mientras dedica todo su ahínco a lo verdaderamente importante: dotarla de una espectacular puesta en escena y hacerla accesible a todo tipo de público.

Con ese objetivo logra una buena recreación del Egipto de los faraones, que no pierde ocasión de exhibir mediante numerosos planos aéreos. También es palpable la ostentación de palacio frente a la miseria del pueblo y, concretamente, de los esclavos hebreos, pero si el film sobresale en algunas escenas éstas son ciertamente las que hacen referencia a los más conocidos pasajes bíblicos. El enfoque aportado a éstos es prácticamente ateo, pues tanto las siete plagas como la separación de los mares o las apariciones divinas son presentadas de la manera más realista posible sin perder un ápice de artificiosidad. Permitiré al espectador descubrir por sí mismo cuáles son los derroteros tomados por Scott en este sentido.

Sin embargo, el film carece por completo del componente emocional, ya sea por la ausencia de épica en el relato o por la falta de profundidad de la mayoría de sus personajes. Exodus no sale del todo victoriosa del intento de salvar esta deficiencia y, por ejemplo, Ramsés queda a medio camino entre un malo de opereta y un hombre complejo impulsado por la fuerza de los acontecimientos. Aunque Christian Bale está correcto, no consigue una total identificación con su causa o una plena conciencia de su magnitud. Una cinta, pues, que pese a ser acertada en todos sus aspectos, no nos satisface al cien por cien, probablemente debido a cierta condición de producto manufacturado por la industria de Hollywood.

Valoración: ***

Puntuación: * (mala) ** (regular) *** (buena)**** (muy buena) / (media estrella)

Ficha

De qué va: Cuenta la historia bíblica de los hebreos, Moisés y su salida de Egipto hacia la Tierra Prometida, así como su relación con el faraón Ramsés II (www.trailersyestrenos.es).

Tráiler: http://www.dailymotion.com/video/x27iije_exodus-dioses-y-reyes-trailer-final-en-espanol-hd_shortfilms

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s